El Gobierno de la Provincia abrió nuevos horizontes para la producción local, lo cual se materializa con la exportación de cítricos a Chile a través del Paso de Jama, logro que a su vez representa la consolidación de sectores del aparato económico jujeño y mayores oportunidades de acceder al mercado laboral. A tal efecto, el Ministerio de Producción vuelca financiamiento e infraestructura para ampliar la competitividad de frutales cultivados en nuestra tierra.

Luego de 15 años la provincia tiene la posibilidad de volver a introducir producción citrícola en el mercado chileno, principalmente naranjas, suceso que tuvo importante repercusión social en la nación trasandina.

Los resultados de las gestiones entre el Ministerio de Producción, la Secretaría de Integración Regional y Relaciones Internacionales y representantes oficiales chilenos fue destacado por el máximo referente de la cartera productiva, Gabriel Romarovsky, quién valoró este acuerdo como “fructífero para ambos países, ya que Jujuy tiene para ofrecer productos de calidad y a precios competitivos, que son muy solicitados en los mercados de Chile”.

De esta forma, explicó que Jujuy se consolida como el primer exportador de naranjas del país y sus cítricos son cada vez más requeridos por distintos países de la región.

Este avance fue resaltado en la ciudad de Iquique durante la XXVII Reunión del Comité de Integración NOA – Norte Grande, donde participaron por el ministerio el Secretario de Industria y Desarrollo Económico, ingeniero Sergio Aramayo; el Director Provincial de Sanidad y Calidad Agropecuaria, doctor Leandro Giupponi; y el Director Provincial de Minería y Recursos Energéticos, doctor Javier Elortegui Palacios. Junto al Intendente y Presidente Pro Témpore de la ZICOSUR, Valentín Volta Valencia, los funcionarios comunicaron que a partir de ahora están dadas las condiciones para la exportación de naranjas provenientes del NOA a través del Paso de Jama.

En este sentido, desde el Ministerio de Producción ponderaron la importante inversión que realizó la empresa jujeña Ledesma para la construcción de dos cámaras frigoríficas, en una gran apuesta del sector privado para concretar estas nuevas posibilidades de mercado.

Este nuevo horizonte para las naranjas locales también genera buenas expectativas para los productores citrícolas de la región de Yuto, que junto a los equipos técnicos ministeriales trabajan en diversos proyectos financieros para que este sector rural brinde servicios de cámaras de frío a cultivos propios y de otros productores locales. “Esto sin dudas reactivaría la producción citrícola y ampliaría la capacidad provincial para enfriar naranjas de exportación”, dijo Romarovsky.

Explicó que dichos proyectos de financiamiento están próximos a ser aprobados por el Consejo de la Microempresa, buscando desde el Estado Provincial “afirmar el fomento al desarrollo de los productores agropecuarios e industriales de Jujuy, permitiéndoles el acceso a créditos blandos y generando las condiciones para que inviertan en la provincia”. Resaltó además la premisa que estos sectores “hagan crecer sus emprendimientos y empresas, generen empleo y sean acompañados en la búsqueda de nuevos mercados”.

Al respecto, el ministro recordó que el organismo a su cargo junto al Ministerio de Economía de la Nación desarrolla la implementación del Programa de Competitividad de Economías Regionales (PROCER), a fin de aumentar la competitividad de un conjunto de cadenas de valor priorizadas.

La posibilidad de comercialización de naranjas jujeñas a través del Paso de Jama implicó previamente labores entre instituciones de Argentina (SENASA) y de Chile (SAG); el Gobierno de Jujuy y el sector privado provincial, ya que se deben cumplir requisitos fitosanitarios siguiendo protocolos acordados entre ambos países. Entre otros aspectos, se exige el tratamiento cuarentenario con frío para asegurar partidas libres de plagas.

Durante el mes de agosto especialistas del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y del SENASA visitaron Ledesma para la verificación del acatamiento a las normativas sobre el ingreso y comercialización de naranjas al norte chileno.

“Este acuerdo también implica avanzar en la integración del NOA y del Norte Grande de Chile. Encontramos en el Paso de Jama un gran puente de integración económica y geográfica, siendo este circuito fronterizo jujeño una importante infraestructura logística para establecer y afianzar relaciones comerciales”, aseveró Romarovsky.

Por último, la comitiva del Ministerio de Producción asistente al encuentro binacional marcó el compromiso de ambos Estados de avanzar en un nuevo protocolo, esta vez para la comercialización de limones a ese país.