Los intendentes cristinistas suspendieron la contracumbre que iban a realizar mañana para diferenciarse de los jefes comunales que confluyeron en Santa Teresita e incluso de aquellos que faltaron a esa reunión que convocó Fernando Espinoza pero tampoco aceptan la conducción de Cristina Kirchner.

Los acaldes K iban a juntarse mañana en el sindicato de las telecomunicaciones Foetra, para elaborar un documento antimacrista que incluyera una exigencia de liberación de Milagros Sala, los despidos masivos en las plantas municipales, además de un respaldo al liderazgo de la ex Presidenta.

Estaban confirmados Patricio Mussi, Jorge Ferraresi y otros jefes comunales del interior como Mario Secco (Ensenada); Pablo Zurro (Pehuajó); Aníbal Regueiro (Presidente Perón); Francisco “Paco” Durañona (San Antonio de Areco), entre otros. Y hasta había dado el sí el intendente camporista de Moreno, Walter Festa, que ya se anotó para competir con Espinoza.

Pero lo cierto es que eran pocos intendentes ante las decenas que se acercaron al encuentro que organizó Espinoza –aunque al matancero le hicieron el vacío varios intendentes de peso en un mensaje envenenado-, y para no pasar vergüenza, los cristinistas desistieron de juntarse.

El argumento por la suspensión de la cumbre es que mañana, en el mismo horario y en la misma ciudad, se reúne el consejo nacional del PJ, para llamar al congreso partidario, convocar a elecciones y renovar las autoridades antes del 8 de mayo, cuando vencen los mandatos.

Si no se ponen de acuerdo y llegan a ese plazo sin definición, el PJ podría ser declarado acéfalo e intervenido por la Justicia.

En las oficinas de prensa de los intendentes K indicaron que en principio la agenda es la del consejo nacional, y después se verá qué hacen. Si se reúnen más tarde o reprograman el encuentro para los próximos días.

El tironeo entre los jefes comunales se da por el posicionamiento frente al Gobierno nacional y por la renovación del partido a nivel provincial, donde ellos sí gravitan, pero en rigor el mandato de Espinoza vence recién en 2017.

Fuente: La Politica Online