El PRO y el peronismo dejarán de lado la armonía que vienen teniendo en el Senado para debatir las autoridades de las comisiones permanentes, claves en el funcionamiento de esa casa.

Aunque el FpV-PJ tiene mayoría propia con 40 miembros, el interbloque Cambiemos, compuesto de 5 del PRO y 9 radicales, quiere imponer la lógica de que el partido gobernante controla las comisiones “de gestión”, como se denominan a las de Presupuesto, Legislación General, Defensa y Acuerdos, entre otras.

El peronismo se resiste y ya ganó la primera batalla: mañana a las 17 horas se constituirá la de Acuerdos y será ratificado Rodolfo Urtubey como presidente, una llave de los gobernadores para presionar a Macri.

Con esa concesión, la cordobesa Laura Rodríguez Machado, flamante jefa del bloque de senadores PRO, le pedirá esta semana a su par del FpV-PJ Miguel Pichetto que al menos le permita ubicar al presidente de la Comisión de Presupuesto.

Aunque el peronismo tendrá mayoría en todas las comisiones, ceder la presidencia no es un tema menor, porque sólo quien tiene se cargo puede convocarla.

De esta manera, un senador del PRO al frente de Presupuesto podría cajonear un proyecto del peronismo para darles fondos a las provincias. Y uno del PJ llevarlo al recinto y aprobarlo en un trámite express.

A Macri no le interesa tener ese problema, pero dependerá de la buena voluntad de los senadores peronistas, la mayoría de ellos controlados por los gobernadores.

Otras comisiones que quiere el PRO son Asuntos Constitucionales, Legislación General y Justicia, por donde pasan la mayoría de los proyectos.

Y habrá sondeos por Defensa y Relaciones Exteriores. Pero la pelea más grande estará por Presupuesto. Ahí el PRO no quiere ceder.

Fuente: La Politica Online