El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, echó más leña al fuego de la ya tensa relación que tiene con el kirchnerismo duro al proponer que los ex presidentes no puedan volver a la política activa tras el término de sus mandatos, en un dardo envenenado a Cristina Kirchner.

El senador rionegrino se mostró partidario del sistema estadounidense, donde los presidentes se retiran totalmente de la actividad política el mismo día que dejan la Casa Blanca. Su referencia no fue para nada inocente ya que se da justo en momentos en que es inminente el regreso de Cristina con la excusa del lanzamiento de una fundación política en Buenos Aires, como adelantó LPO hace un mes.

Pichetto admitió que su petición puede ser “políticamente incorrecta”, y la suavizó al reclamar “respeto” y “protección” hacia los ex mandatarios. “Hay una cultura totalmente negativa. A los presidentes, del reconocimiento y la gloria, los quieren judicializar y condenar”, explicó en diálogo con TN.

“Hay que lograr cambiar una cultura negativa en la historia argentina: el ex presidente tiene que ser una figura respetada, pero no puede volver a la política activa”, planteó Pichetto, basándose en el sistema estadounidense y cuidándose de no nombrar específicamente a Cristina. De todos modos, recalcó: “el peronismo tiene que generar procesos de renovación”.

Pichetto encabeza un bloque de senadores que mayoritariamente está más cerca de la conducción de los gobernadores peronistas que de Cristina, que apenas tiene el control de unos 10 de los 40 miembros de la bancada. Hasta ahora, la posibilidad de una ruptura parece controlada, pero la tensión es altísima como quedó claro en la reunión de la semana pasada. A principios de año, el rionegrino dejó claro que ya no depende de Cristina, al respaldar los despidos que hizo Gabriela Michetti y advertirles a los cristinistas: “Acá mando yo”.

Como si el dardo para Cristina no fuera suficiente, Pichetto volvió a criticar duramente a Axel Kicillof, el joven mimado de la ex presidenta. “Lo ratifico”, respondió seguro el rionegrino cuando le consultaron si sostenía que Kicillof fue un mal ministro de Economía.

El senador volvió a señalar al ministro como el gran responsable de la derrota electoral del peronismo, algo que ya había hecho semanas atrás respecto a su propia derrota en las elecciones de Río Negro, y que le valió la réplica pública de Máximo Kirchner y algunos pedidos para desplazarlo de la conducción del bloque.

“No se tomaron algunas medidas que podían haber determinado el triunfo electoral. No se abordó la temática de las economías regionales, que estaban todas al borde del incendio: Mendoza, San Juan, Río Negro. No se tocó el piso de Ganancias, cuando venía un reclamo generalizado desde 2013”, ejemplificó.

“Esto no es un problema de la Presidenta de la Nación, que no puede saberlo todo desde el punto de vista técnico. Debería haberse corregido el piso de Ganancias, si hubiéramos integrado a un montón de sectores del trabajo que nos podría haber dado el triunfo”, lamentó.

“Durán Barba dijo que el triunfo de Macri fue un milagro. Yo creo que también parte de algunos errores de nuestra propia agenda de gobierno. Hizo posible el milagro”, disparó Pichetto, que sostuvo que “si hubiéramos planteado tres o cuatro correcciones de un esquema económico que ya se visualizaba en 2013 que tenía dificultades” la historia hubiese sido otra.

“Son algunos errores que después la gente nos cobró en el voto. Ahora, no quiero hacer un esquema de personalización con Kicillof. Lo que digo es que si se hubieran corregido esos temas hubiéramos sido mucho más competitivos”, completó.

Copyright La Politica Online