Sergio Massa visitó esta tarde a Miguel Pichetto en el Senado para poner en escena su apoyo a la ley antidespidos aprobada en esa Cámara el miércoles pasado por una impactante mayoría de dos tercios que dejó al gobierno de Macri en una profunda soledad política.

Al salir insistió con su idea de “una propuesta superadora” que abarque a las Pymes, pero anticipó que si no logra consenso para avanzar con esa iniciativa, votará el proyecto antidespidos aprobado por el Senado. Es decir, zanjó la interna en su bloque en favor de respaldar la doble indemnización, que resistían algunos diputados de su bloque como el ex UIA, Ignacio de Mendiguren.

Hoy se sumó Felipe Solá: “Hay que premiar a quienes mantengan y tomen personal en vez de castigar a quienes despiden”, indicó el diputado del Frente Renovador.

Massa buscó ser sinuoso, como acostumbra, pero ante la presión periodística antregó definiciones claras: “Vamos a insistir con nuestra ley que protege a las Pymes. Aspiramos a que la media sanción contemple ese tema, pero si eso no es posible, una forma de defender a los trabajadores es acompañar la doble indemnización”.

El líder del Frente Renovador desandó así otro paso en su alianza con el gobierno, que hace semanas ingresó en zona de turbulencias, que se agravaron cuando Macri lo acusó públicamente de quedarse “en la chiquita” y buscar siempre la “ventajita”.

Massa buscó sanear la interna en su bloque entre sindicalistas e industriales con un proyecto intermedio, pero el Senado no le prestó atención y aprobó el suyo, que prohíbe los despidos por 180 días y sólo les permite con indemnización por duplicado.

Durante el debate, Pichetto descartó la idea de excluir a las Pymes acercada por Massa y Juan Manuel Urtubey. “Eso se verá en una ley aparte”, aclaró y lo mismo repitió antes de recibir a Massa esta tarde. “La ley tiene que salir como se definió en el Senado”, se lo escuchó.

El proyecto del Senado fue aprobado con dos tercios y por lo tanto, de repetir ese número, podría ratificarlo si vuelve con cambios de Diputados.

Claro que entre los 48 votos hubo tres massistas y Rodolfo Urtubey, hermano del gobernador, que insistieron sin éxito en excluir a las Pymes del cepo a los despidos. Pero tras el multitudinario acto gremial del viernes, no muchos están entusiasmados en demorar la ley y enfrentarse a los gremios.

Fuente: La Politica Online