El legislador porteño Gustavo Vera salió al cruce de las acusaciones de Elisa Carrió contra él y el papa Francisco, y aseguró que la líder de la Coalición Cívica busca hacer “circo” para distraer mientras el Gobierno “negocia” pactos de impunidad.

“Lilita hace circo de calumnias para distraer, mientras el gobierno que apoya negocia impunidad”, denunció Vera, amigo y hombre de máxima confianza del Papa. Se refería a la preocupación de la Casa Rosada por el avance del Mani Pulite contra el kirchnerismo, que empieza a amenazar a empresarios muy cercanos a Mauricio Macri.

“Báez lleva a Calcaterra. Dólar futuro a ministros”, señaló Vera en referencia al primo del presidente y dueño de Iecsa que hizo negocios con el empresario kirchnerista, y las acusaciones contra funcionarios que compraron dólar futuro y luego tuvieron incidencia en su cotización, como Mario Quintana.

“Báez mencionó que uno de sus socios era Calcaterra, primo de Macri y ahora el gobierno quiere tapar todo. Lo mismo con el dolar futuro. Si la causa Báez va a fondo y la de dólar futuro también, habrá procesados y presos de los dos lados. Quieren frenarlo y pactar los perejiles”, lanzó Vera.

“Qué casualidad que cuando Báez amenazó con mandar al frente al primo de Macri, Calcaterra como su socio, al otro día Lilita salió a bardear”, continuó el legislador porteño, que fue aliado de Carrió en 2013 cuando encabezó la lista del desaparecido frente Unen.

“Mientras por arriba negocian impunidad de ambos lados, Lilita ofrece como circo la novela de Paul Singer sobre Nisman y ataca al Papa. De manual”, siguió Vera por Twitter, donde también mencionó la detención del abogado Víctor Stinfale, acusado de organizar la fiesta Time Warp. “Báez y Stinfale presos preocupan al poder de ambos lados. Y si los jueces y fiscales continúan se abre un mani pulite. Quieren frenarlo”, afirmó.

Carrió había denunciado que Francisco opera en la Justicia federal a través de Vera. “Yo estoy en contra de todos los operadores, ya sean de (el radical Enrique) Nosiglia, de la SIDE, del Papa, o del Gobierno”, dijo la diputada. “Yo lo puse a Vera como legislador de la Ciudad y me arrepentí. Fue vilmente usada por Vera”, lamentó.

La mención a la ex Side disparó otra respuesta del titular de la ONG La Alameda, que recordó que Carrió “en el año 2013 se negó a firmar la denuncia penal contra Fernando Pocino y Jaime Situsso”, por entonces jefes de la Secretaría de Inteligencia.

Vera recordó que “realizamos un repudio público en la puerta de la sede central de la ex SIDE con las fuerzas políticas que integraban UNEN, pero ella también faltó a esa actividad que dejaba en evidencia ante los medios de comunicación a la cueva de la mafia en la que se convirtieron los servicios de inteligencia”.

El legislador agregó que las críticas de Carrió a los jueces federales que viajarán a Roma responden a que “el Gobierno nacional intenta someter el Poder Judicial”. “Justamente este coloquio internacional -que es un ciclo que lleva cinco convocatorias del papa Francisco, primero a las ong’s, y luego a los jefes policiales, los líderes religiosos y los alcaldes- busca reforzar el trabajo de funcionarios judiciales en todo el mundo”, indicó.

Esta mañana, Vera sugirió que recibió el respaldo de su amigo Francisco tras el cruce con Carrió. “Seguí adelante trabajando por la paz y la justicia, me dijo esta mañana un amigo mio y eso es lo que haré, moleste a quien moleste”, tuiteó.

Finalmente, el legislador porteño también le dedicó un párrafo al ejército que el PRO maneja en las redes sociales, que había sido denunciado por LPO. Es que luego de esos mensajes, Vera empezó a ser atacado por “tuiteros”, tal como sucede cada vez que un periodista o político cuestiona al Gobierno. “El día que se descubran los sobreprecios en el armado de trolls de 20/30 seguidores y perfil falso con fondos públicos será escandaloso”, escribió.