Después de que la oposición no pudiera juntar los 129 diputados necesarios para avanzar en el proyecto del cepo laboral y se cayera la sesión especial en el Congreso, el diputado por Cambiemos, Luciano Laspina, aseguró hoy que “el tema se ha politizado” y que en este sentido el Frente para la Victoria “quiere darle un golpe político al Presidente o poner un palo en la rueda al crecimiento del empleo”

Además, se refirió al proyecto alternativo del Frente Renovador y opinó que “es más duro que el que vino del Senado”.

Caída la sesión especial, en la que el kirchnerismo no logró el quórum para avanzar con la Ley Antidespidos, Laspina analizó por La Once Diez/Radio de la Ciudad que “cada vez queda más claro el diagnóstico de que no cae el empleo sino que no sube lo suficiente y cada vez hay más conciencia, me parece, de que este tema se ha politizado y mucho y más que nada el FpV quiere darle un golpe político al Presidente o poner un palo en la rueda al crecimiento del empleo”.

En esa línea, el dirigente de Cambiemos reconoció que hay dos sectores particularmente golpeados como el de la Construcción y el sector Metalúrgico. “Hace falta preocupación en estos sectores pero sin sacar una ley”, añadió al tiempo que, sin dar precisiones de fechas, se generarán nuevos puestos de trabajo por la reactivación de la obra pública.

Por último, dijo que el proyecto que impulsan desde el bloque UNA “es muchísimo más duro que lo que viene del Senado, si queríamos generar una traba, esto genera una doble traba, porque directamente es mucho más duro y tiene un carácter retroactivo que es anticonstitucional, no es el camino que esperábamos cuando iniciamos las conversaciones”, aunque al mismo tiempo valoró que el espacio que lidera Sergio Massa “tiene la idea de fortalecer a las PyMES y fomentar el empleo joven”.

Fuente: La Politica Online