Junto con la comitiva de empresarios italianos que visitaron el país esta semana, llegaron representantes de dos politécnicos y nueve universidades italianas. Además asistieron de la Confederación de Rectores de Universidades Italianas (CRUI) y el Consorcio Universitario Italiano para la Argentina. Es que Macri quiere que los ingenieros italianos y argentinos puedan tener una doble diplomatura para poder ejercer indistintamente en ambos países.

Decenas de universidades públicas y privadas nacionales también se acercaron a la reunión en el Hilton para trabajar en una primera etapa en proyectos de intercambio. Hasta de Tierra del Fuego vinieron a recibir a las casas de altos estudios europeas.

“Cada año tenemos cuatro mil ingenieros menos de los que se necesitarían y solo la industria petrolera está lista para absorber siete mil. La Argentina tiene un espacio enorme y los italianos son bienvenidos”, había dicho en febrero a un diario italiano a raíz de la visita del primer ministro Italiano Matteo Renzi.

Es casi una obsesión del presidente que vengan ingenieros italianos, explicó uno de los asistentes a LPO. Macri los considera claves por la “natural confluencia cultural” en la construcción de la “nueva Argentina” de su ambicioso programa de infraestructura y de energías renovables.

Para sus planes, la cantidad de ingenieros en el país es insuficiente y opina que, por la similitud entre idiomas y en especial en tradición cultural, un acuerdo para acompañar las inversiones con recursos humanos es prioritario.

Para ello necesita ampliar la cantidad de ítalo-parlantes. La dificultad con el idioma ya se manifestó con el cambio en octubre del año pasado de las autoridades de Edesur, la empresa del grupo italiano Enel Green Power.

“El proyecto educativo de esta misión tiene que ver con la articulación de una red de científicos, la cooperación y articulación de las carreras de ingeniería en Italia y Argentina y también la creación de al menos una ‘Cristóforo Colombo’ (escuela bilingüe italiana) que sea pública en cada capital de provincia para promover la difusión cultural”, dijo a LPO el embajador argentino Tomás Ferrari.

Este proyecto es promovido por el gobierno de Renzi y LPO pudo saber que hasta el momento tuvo buena recepción en el Ministerio de Educación.

Fuente: La Politica Online