El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que espera que la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, “vuelva más buena y más sabia” de la reunión que mantuvo con el Papa Francisco que se extendió por un lapso de dos horas.

“Es de público conocimiento que ella, como todo el kirchnerismo, han sido muy agresivos con el Papa, y han tenido palabras muy duras para con él, así que creo que es un gesto cristiano que la haya recibido, y ojalá que vuelva más buena y más sabia de esa reunión”, opinó Frigerio en declaraciones a Radio Mitre, previo a su viaje a Santa Fe donde inaugurará viviendas.

Cuando le preguntaron su reflexión sobre las palabras de la titular de Madres, quien contó a su regreso de El Vaticano, que el Papa le dijo que la situación actual del país le recuerda “al ’55”, el ministro contestó: “Me parece que hablar en nombre del Papa es un poco irrespetuoso, él no necesita interlocutor”.

También se refirió a la situación económica del país al sostener que “hemos desactivado la bomba que nos habían dejado, y estamos trabajando para poner al país de pie”.

En ese sentido, destacó que el anuncio formulado ayer sobre el proyecto de blanqueo de capitales y de pago de deudas a jubilados, “es una de las medidas más importantes de las últimas décadas”.

Sobre el blanqueo en particular insistió en que “este régimen no es una amnistía” y en referencia a la utilización del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, prometió que “se usará la plata de los jubilados para los jubilados”; y que “no crecerá el déficit” porque el gobierno de Mauricio Macri dejará “equilibrio fiscal”.