Mario Negri convocó para esta noche a los diputados radicales que estén rondando por Capital Federal, para repasar el borrador del proyecto sobre pago de las deudas a jubilados y blanqueo de capitales, anunciado el viernes por Mauricio Macri.

El apunte llegó al bloque radical desde la Casa Rosada, con una aclaración: puede ser diferente al proyecto de ley que ingresará mañana y empezará a tratarse el jueves en Diputados.

En las conversaciones previas los radicales no están de acuerdo en aceptar que los funcionarios públicos blanqueen dinero, como sugirió Alfonso Prat Gay y rechazó Elisa Carrió.

“Coincidimos en que los funcionarios no pueden blanquear dinero”, adelantó a LPO el diputado Miguel Bazze, antes de sumarse a la mini reunión de bloque.

Mañana tendrán otro encuentro ampliado, esperan, con el proyecto ya presentado por Macri, quien esta tarde anunció que traerá al país su ahorro de 18 millones de pesos en Bahamas.

“Eso no es blanqueo, sino repatriación. Blanqueo es ingresar plata que no había sido declarada por la Afip”, diferenció Bazze. No coincidió con otro de los cambios propuestos por Carrió, como excluir a contratistas y concesionarios del Estado.

“Si no tienen delitos comprobados es difícil. Hay que ser consciente de que un blanqueo genera inequidad, porque hay un sector de la sociedad que cumplió y puede cuestionarlo”, agregó el diputado de la UCR.

Como explicó LPO, la oposición se inclina por aprobar en general el proyecto pero no descarta mandarlo al Senado con cambios. Y el capítulo del blanqueo es el que más chances tiene de ser modificado.

Pero el Gobierno no puede permitir cambios que resten incentivo para repatriar dinero, que es en definitiva el mecanismo previsto para financiar el pago de los juicios a los jubilados.

Además de resolver su interna, el Gobierno aguarda la reacción de la oposición, que acostumbrada a anuncios exagerados mantuvo perfil bajo a al espera del proyecto.

“Hasta que no aparezca, no hay posición oficial”, repetían desde del Frente para la Victoria y el Frente Renovador, donde sólo opinaron sus referentes previsionales como Juan Carlos Díaz Roig y Mirta Tundis.

Ambos bloques planearon una reunión para mañana por la noche y creen que con los tiempos que se manejan, la reunión de comisión de presupuesto del jueves debe ser “sólo informativa”.

Lo mismo el bloque justicialista de Diego Bossio, quien ya aclaró que avalará el pago de los juicios, aunque duda que le Gobierno pueda cumplir.

El formoseño Díaz Roig, presidente de la Comisión de Previsión Social en épocas de kirchnerismo, adelantó a LPO que el blanqueo será aceptado siempre que puedan conocerse “el origen de los fondos”.

Para conformarlos, el borrador que llegó a los despachos radicales contempla únicamente sujetarse al acuerdo sobre intercambio de información firmado por los países de la OCDE, con vigencia desde enero próximo.

Surgió como presión del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que hace años viene ajustando los controles para evitar lavado de dinero y supo tener respuesta de Cristina Kirchner.

El Gobierno confía que el semestre previo a este pacto internacional sobren interesados en blanquear plata en el país. Pero debe garantizarle que no tendrán problemas. Y no parece tan fácil.

Fuente: La Politica Online