El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y la diputada del GEN, Margarita Stolbizer, se mostraron hoy juntos en Mar del Plata y anunciaron una serie de proyectos que impulsarán en el Congreso y con los que buscan marcarle la cancha al Gobierno.

El paquete que presentó Massa este mediodía tiene como principal proyecto un aumento de emergencia para los jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, que de acuerdo a las estimaciones del Frente Renovador perdieron un 14,5 por ciento de poder adquisitivo por la inflación.

Asimismo, propusieron una suspensión del tarifazo de luz y gas hasta la realización de una revisión integral de los aumentos. El proyecto incluye que se determine el grado de aumentos del gas de acuerdo a las zonas frías y el pago mensualizado de las boletas, algo que ahora es optativo.

Además, analizaron presentar un programa de promoción de empleo joven y para personas de más de 45 años, en línea también con los proyectos a favor de las Pymes.

La foto de Massa y Stolbizer ya impactó en el oficialismo: Lilita Carrió salió a pegarles, con el extraño argumento que Margarita es la candidata de Vidal.
Por último, también acordaron avanzar un proyecto que establece la tipificación del delito de corrupción y la determinación de imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.

Pero más allá de los proyectos, lo cierto es que la cumbre de Mar del Plata sirvió a Massa y Stolbizer para seguir naturalizando la alianza electoral que planean para el año próximo, con el tigrense como candidato a senador y la líder del GEN encabezando la boleta de diputados.

Stolbizer fue la encargada de blanquearlo: “La gente nos dice que nos quiere ver juntos. Desde nuestra diversidad podemos acercarnos y cooperar con el gobierno y también proponer en aquello que creemos que el gobierno se equivoca”.

Se trata de un armado potente que ya causó efecto: Hoy Lilita Carrió salió a pegarle, con el extravagante argumento de que Margarita es la candidata de Vidal.

Anticipando lo que será el tono de la campaña del año que viene, Massa afirmó: “Los más importante es cuidar el empleo, bajar los impuestos y fomentar las inversiones. Los números son solo números, y hay que entender que atrás de ellos están las personas. Cuando se gestiona una empresa, se mira el resultado fiscal, pero cuando se gestiona un Estado hay que mirar el resultado social”. O sea, Macri y equipo son empresarios que le prestan más atención a los balances que a las personas.

“Se eliminaron las retenciones a la minería que era algo que no estaba en la agenda de nadie; la designación de ministros de la Corte por decreto; paran los juicios a los jubilados pero hay 4 millones que perdieron casi el 7 por ciento de su jubilación porque inflación y aumento no fueron a la par. Con la AUH se perdieron 20 botellas de leche por cada beneficiario. Los que más ganaron hasta ahora han sido los bancos, con casi 400 millones sólo en el primer trimestre. O tendemos un puente a jubilados, planes sociales y pequeños y medianos empresarios, o vamos a tener más concentración y pobreza”, agregó el tigrense.

Para concluir castigando por el lado del baqueteado tarifazo: “A la falta de sensibilidad que representan los tarifazos, como digo siempre, entraron a un quirófano y en lugar de bisturí, usaron una motosierra, en esta región de la provincia se le suma un agravante. Esta zona es térmicamente distinta a por ejemplo el norte del país y a la hora de diseñar el cuadro tarifario no tuvieron en cuenta que esta zona es más afectada por el frío. Los vecinos están condenados a pagar una animalada. El gobierno tiene que parar la pelota y sentar a todos en la mesa para hacer menos traumático este aumento”, concluyó.

Por su parte, Stolbizer reclamó “una ley de recuperación de activos. Así como los argentinos nos paramos y dijimos nunca más cuando se atropellaron los derechos humanos ahora debemos decirlo frente a la corrupción”.