Julio de Vido apareció esta tarde en la Cámara de Diputados para defender su política energética, tras semanas de no pisar el palacio por el escándalo de los allanamientos sobre sus domicilios.

Fue en la presentación del kirchnerismo de un amicus curiae ante la Corte Suprema de Justicia para frenar los tarifazos de luz y gas.

La presencia del ex ministro sorprendió a sus pares, que no lo veían desde antes que los policías irrumpieran en su casa y no estaban muy felices de fotografiarse a su lado.

Muchos más cuando, lejos del perfil bajo, De Vido no esquivó las preguntas de la prensa y se animó a responder las bravuconadas de Mauricio Macri sobre el aumento del consumo de energía.

“No es un desvalor consumir energía, porque también se genera trabajo. El 56% de los subsidios estaban destinados a la industria y el comercio y eso generaba rebote en el empleo”, diferenció.

“Nosotros reducimos el 10% los subsidios e íbamos a hacerlo en la medida que crezca la economía. Nunca se invirtió tanto en distribución. E incorporamos a todas las provincias al sistema energético nacional, a excepción de Tierra del Fuego”, se jactó De Vido.

Consideró “una mentira que se diga que las tarifas debieron ser aumentadas para sostener el sistema energético”. Y aclaró que la comisión de Energía que preside nunca trató proyectos sobre reducción de tarifas, “porque no fueron girados”.

La última vez que la reunió no la pasó bien: pared de por medio, en la Comisión de Asuntos Constitucionales definieron el proyecto de resolución que habilitaría los allanamientos.

Héctor Recalde, presidente del bloque FpV, explicó que el recurso ante la Corte buscará frenar los tarifazos aunque confió en que el máximo tribunal no tome “una decisión que defina el problema en su totalidad”.

Y reiteró el pedido a los otros bloques para debatir en una sesión especial. “Es una muy buena posibilidad que el arco político pueda llegar a un proyecto común”, lo apoyó Carlos Heller, del Partido Solidario. Pero por ahora ni el Frente Renovador de Sergio Massa ni el bloque justicialista de Diego Bossio no confirman si van a bajar.