La unidad entre el peronismo y Sergio Massa se hizo sentir en el Senado y con el tema más sensible para el Gobierno como es el tarifazo de gas, motivo de protestas en todo el país y fallos adversos que obligaron al gobierno a recalcular el aumento.

En la sesión de esta tarde, convocada para aprobar una ley para beneficiar Pymes y otras específicas para los sectores de autopartes y maquinaria agrícola, el Frente para la Victoria-PJ impuso cuatro proyectos de repudio al tarifazo y la preferencia para avanzar con una ley que los prohíbe.

“Queremos que sean de nulidad absoluta e insanable las decisiones que ha tomado el Poder Ejecutivo”, anunció Pichetto, en referencia a las resoluciones para aumentar las tarifas de gas, revocadas por la justicia y ratificadas por el Gobierno, con un tope de hasta 400% respecto al año pasado.

Queremos que sean de nulidad absoluta e insanable, las decisiones que ha tomado el Poder Ejecutivo, pidió en referencia al tarifazo, el jefe de la bancada peronista, Miguel Angel Pichetto.
“El aumento desproporcionado, que ya se había dado en la región Patagónica pero hoy impacta de lleno en el conjunto de la ciudadanía, fue muy mal explicado por el ministro de Energía, acompañado por el jefe de Gabinete y el ministro de Justicia”, protestó el jefe del bloque FpV-PJ.

Y pidió tratar sobre tablas cuatro proyectos de resolución para exigirle a Macri rever el cuadro tarifario, entre ellos uno suyo, y otros de Fernando Pino Solanas; la rionegrina Magdalena Odarda, de la Coalición Cívica; y el chubutense Alfredo Luenzo y la fueguina Miriam Boyadjian, aliados de Massa.

Como relató LPO, Massa y Pichetto se frecuentan cada vez más en reuniones con referentes del PJ, como el almuerzo del viernes con Diego Bossio y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet.

Mañana, el tigrense y el rionegrino se mostrarán juntos en una autopartista de Tigre, donde celebrarán la ley Pyme, una exigencia de Massa que el Gobierno recién tomó tras vetar la el veto a los despidos.

La avanzada opositora coincide además con un muy mal momento en la relación de Massa con el oficialismo, que se ve sobre todo por las tensiones en la provincia, donde el líder del Frente Renovador ahora está articulando con los intendentes y legisladores del peronismo.

Para aprobar sobre tablas las declaraciones contra los tarifazos (que tienen valor testimonial) el FpV-PJ consiguió dos tercios de los presentes, porque Cambiemos no tuvo aliados para evitarlo y ni siquiera sentó a todos sus senadores. Y así perdió la votación 42 a 13.

“El Gobierno ha dado suficientes muestras de diálogo y participación. Los funcionarios nunca se han negado a venir a dar explicaciones”, fue la tibia defensa del jefe del interbloque oficialista, Ángel Rozas.

El chaqueño recordó que durante años las provincias del norte del país subsidiaron la energía de Buenos Aires y Capital Federal, pero Liliana Fellner lo retrucó. “Es verdad, pero con estos aumentos eso no cambia”, dijo al peronista jujeña.

El proyecto de ley para anular los aumentos comenzará a tratarse en comisión y seguramente será aprobado en agosto.

El proyecto de ley de la oposición para anular los aumentos comenzará a tratarse en comisión y seguramente será aprobado en agosto.
Después será el turno de Diputados, donde a los bloques de Massa y Bossio se aproximan a la mayoría junto al progresismo y el FpV-PJ y sus aliados, que esta semana buscó tratar el tarifazo en una sesión especial, pero nadie los escuchó.

En la Cámara baja, el massismo se hizo sentir con el tema tarifas a través de la Comisión de Defensa del Consumidor, a cargo de la diputada del Frente Renovador Liliana Schwindt, quien el 2 de agosto recibirá al polémico interventor de Energas, David Tezanos, ratificado hoy por Mauricio Macri.

En el Senado hoy quedó que clara la belicosidad que tendrán los legisladores puntanos en el segundo semestre, anticipada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá con su ausencia en el acto del bicentenario.

Liliana Negre de Alonso, senadora histórica (“decana”, se autodefine) copió a José Luis Gioja y pidió la renuncia del ministro de Energía, Juan José Aranguren. En Diputados hay tres votos que dependen de los Rodríguez Saá.