La FIFA se tomó su tiempo pero no sorprendió a nadie con el armado del Comité Regularizador que comandar la AFA al menos hasta fin de año. Armando Pérez, el hombre que Mauricio Macri había elegido como “su” candidato para las fallidas elecciones del pasado 30 de junio, será el titular, al que acompañarán Javier Medín (otro hombre cercano al Gobierno), Carolina Cristinziano y Pablo Toviggino, como anticipó LPO.

El único nombre esperado que no forma parte es Fernando Mitjans, escribano de Lotería Nacional, quien finalmente optó por no aceptar el puesto. Mientras la AFA trata de encaminarse bajo la lupa de Macri, quien ya se reunió con Pérez, el Gobierno tendrá que resolver otro tema álgido: El final del Fútbol Para Todos.

Los dirigentes le elevarán en breve un pedido formal para que les permita cerrar un acuerdo con la multinacional norteamericana Turner para el 2017. Si los dirigentes lograran conseguir los 3.200 millones que la empresa norteamericana supuestamente ofrece, el FPT se acabaría a fin de año pero Macri no quiere pagar el costo político de que los partidos ya no puedan verse de manera gratuita. Así, la única opción que en la Casa Rosada se maneja para no generar malhumor en los hinchas es autorizar un tarifazo al cable. LPO ya adelantó esta idea, que fue ratificada incluso por una fuente del Gobierno y un empresario de medios. De esta manera, todos los que hoy posean cable o TV satelital pagarían entre 30 y 50 pesos extra que servirían para cubrir lo que las operadoras deberán desembolsar en el convenio con Turner, que sería dueño de los derechos pero necesitaría a empresas como Cablevisión y DirecTV para distribuirlo. Así, el Grupo Clarín, por ejemplo, también sería parte del negocio.

“Le vamos a hacer un pedido al Gobierno para salir del FPT y poder hacer una licitación pública en noviembre. Proponemos que el fútbol tiene otro valor y el Gobierno (ofrece 2.500 millones por año) no tiene ese dinero”, aseguró Víctor Blanco, el presidente de Racing. “En la AFA no hay plata, no hay nada. Imagino que para el Gobierno pagar el fútbol es un problema”, aportó Hugo Moyano. Y Chiqui Tapia, su yerno, agregó: “Los clubes de la A y la BN coinciden en rescindir el contrato y se lo vamos a trasladar al Gobierno. No sé si habrá· que pagar de nuevo para ver fútbol. Nosotros estamos en negociación con quienes creemos que le ponen el mejor precio a lo que vendemos. Hoy son 3.200 millones o más, si alguien los ofrece. Es mucho más que lo que propone el Gobierno”.

Por otro lado, si bien aún no se hizo el Estatuto ni mucho menos se eligieron formalmente a sus autoridades, Juan Sebastián Verón, presidente de Estudiantes, confirmó que es el elegido para comandar la Superliga. Es el hombre de Macri y Angelici para bloquear a Marcelo Tinelli, quien hoy sigue en llamas porque lo corrieron. Tanto que nadie de San Lorenzo estuvo en las variadas reuniones que se llevaron a cabo por distintos temas: no aparecieron Matías Lammens y Roberto Álvarez.

“Se propuso mi nombre y si es necesario lo voy a analizar. Pediría una licencia en Estudiantes para aceptar lo de la Superliga de manera interina. Aparte me veo más con el tema de las Selecciones, me siento más cómodo”, dijo Verón. Cuanto le preguntaron si el fútbol iba a seguir siendo gratis, fue tajante: “Hay que analizar verdaderamente si el fútbol alguna vez fue gratis”.