El Gobierno quiere poner a un ex funcionario del kirchnersimo al frente de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), un organismo clave para la investigación de los hechos de corrupción.

El Ejecutivo enviará el pliego al Congreso de
, coordinador de todas las investigaciones de la Oficina Anticorrupción en los doce años del kirchnerismo.

Pese a que Iphoroski no denunció hechos de corrupción a través de la OA durante más de una década, el gobierno macrista le ofreció el máximo cargo de investigación de los funcionarios públicos.

El pliego debe tener el acuerdo del Senado para que luego Mauricio Macri designe por decreto al Fiscal, que está bajo la órbita de la Procuración General de la Nación, en manos de la kirchnerista Alejandra Gils Carbó.

El cargo de Fiscal Nacional de Investigaciones Administrativas estuvo vacante desde 2009 a 2014, tras la renuncia del radical Manuel Garrido. En 2014 Cristina Kirchner cubrió el cargo con un ex funcionario de Anses, Sergio Rodríguez, pese a la resistencia de la oposición.

Esta no es la primera maniobra que genera controversia en la supuesta lucha contra la corrupción del nuevo gobierno. La titular de la OA, Laura Alonso nombró como Director de Transparencia de su organismo a un funcionario que fue nombrado por Cristina Kirchner en 2008, pese a que en 12 años de kirchnerismo no encontró irregularidades en la gestión.