En la Rosada estuvieron cerca de dar de baja el programa el “Estado en tu barrio”, una iniciativa de ayuda social con la que el Gobierno baja a los municipios bonaerenses, por la partidización con tintes clientelares que se atribuyeron los referentes del PRO en los distritos.

Marcos Peña es quien monitorea la comunicación de estos stands con el que el gobierno ofrece desde frutas y verduras con precios del Mercado Central hasta vacunas.

El jefe de gabinete incluso participó en algunas de las bajadas junto a María Eugenia Vidal y Carolina Stanley.

La intención de Peña era que el programa tuviera un perfil institucional y que tal como su nombre lo indica, fuera el Estado el que se mostrara presente, sin consignas partidarias.

Pero en algunos distritos bonaerenses, en especial en el Conurbano, las carpas y stands con los en los que se exponían las ofertas y beneficios del Estado en tu barrio se llenaron de la parafernalia de los dirigentes locales, con globos y remeras amarillas del PRO, lo que desató la ira de los intendentes de signo opositor.

En este contexto, Peña reunió en Casa de Gobierno a un grupo de ministros relacionados con el programa y les advirtió que si no se retiraban las consignas del PRO de los stands, le daría fin a este proyecto de ayuda social.

Si bien hubo algunas quejas de algunos dirigentes bonaerenses que temen no capitalizar la ayuda social en sus distritos, el programa finalmente sobrevivió y se extenderá próximamente a ciudades del interior, como Rosario, gobernada por el socialismo.