Días después de la dura derrota por la suspensión del tarifazo de gas y horas después de una reunión de gabinete, el presidente Mauricio Macri convocó en privado al ministro de Energía, Juan José Aranguren, a una reunión en la Casa Rosada.

El encuentro se realizó en la tarde de este martes en Casa de Gobierno y también participó el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, uno de los vicejefes de Gabinete.

Según confirmaron a LPO desde el Gobierno, a último momento le cancelaron la invitación a otros invitados.

Este último dato y el hecho de que esta mañana se realizó una reunión de gabinete a la que faltó Aranguren, generó incertidumbre sobre el tono de la cumbre con Macri y Lopetegui.

Luego del duro revés que significó para Aranguren el fallo de la Corte que dejó sin efecto el tarifazo del gas para usuarios residenciales, el Gobierno decidió postergar cuatro días la audiencia pública convocada para discutir la nueva tarifa del servicio de gas debido al “notable interés de parte de la ciudadanía en participar”, mientras todavía no convoca a discutir los aumentos de la luz.

Mientras tanto, el Gobierno sigue demorando a la audiencia pública por el aumento de la luz, que también fue suspendido por la Justicia. El tema sería debatido por la Corte Suprema en dos semanas, pero se espera que la decisión sea ratificar los fallos que suspendieron los incrementos.

Ante otra derrota segura, en la Casa Rosada habían adelantado que la audiencia por la luz sería convocada entre lunes y martes de esta semana, algo que no sucedió.

Estas postergaciones no hacen otra cosa que demorar la ejecución de los aumentos de los servicios públicos, que según el Gobierno servirán para empezar a habilitar las inversiones en el sector energético y corregir el problema fiscal.