Después de una semana complicada en el Congreso, el Gobierno consiguió el aval del peronismo y la CGT para avanzar con el proyecto de reforma de la ley que rige a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART), que este miércoles tuvo dictamen en el Senado pese a que había sido destrozado en las anteriores reuniones.

Con una nueva visita del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, finalmente la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado emitió dictamen favorable al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, aunque con cambios impuestos por la CGT y el bloque PJ-FPV tras arduas negociaciones, como adelantó LPO.

El texto, con el que la Rosada apunta a reducir el alto nivel de litigiosidad en materia de siniestros laborales, pasará a ser tratado en el recinto el 14 de diciembre y girado a la Cámara de Diputados.

La semana pasada, los asesores legales de la CGT habían sido muy duros con el proyecto que obliga a los trabajadores accidentados a pasar por una comisión médica antes de litigar. La principal crítica era que no tomaba en cuenta la prevención de accidentes. “Prioriza la parte económica y se olvida de la parte humana”, dijo uno de los abogados de la central.

Sin embargo, esta mañana el secretario general de la CGT y diputado nacional, Héctor Daer, reconoció que es necesario “reformular el sistema” para darle mayor estabilidad, aunque reiteró que la prioridad de los sindicatos es que se contemplen “las cuestiones que para nosotros son esenciales, que tienen que ver con la prevención”.

Triaca le respondió que la prevención “va en línea con el espíritu que tiene este proyecto”. Al respecto, citó el patrocinio de letrado gratuito, las instancias conciliatorias, un sistema de homologación y un criterio de cobro inmediato, además de una ampliación de la incapacidad transitoria y una recuperación de fondos para las obras sociales.

“Compartimos la preocupación de la CGT en la necesidad de fortalecer las políticas de prevención”, sostuvo el ministro y afirmó que “hay un compromiso político de avanzar en el proyecto con el más amplio de los consensos”.

Daer admitió finalmente que si bien el proyecto “no es la ley de la CGT pero creemos que una ley para ir mejorando condiciones en el sistema” y se acordó que en tres meses se avance en una ley para la prevención de los accidentes de trabajo, la principal modificación que le incorporaron al texto. “No tenemos inconvenientes en que este proyecto siga su curso pero tenemos que tener todos la responsabilidad ya que, aún en este proyecto, quedan cosas inconclusas”, aclaró.

Otro cambio solicitado por la CGT es que un trabajador no registrado y que no tiene cobertura de ART no deberá pasar por la comisión médica en caso de accidente y podrá iniciar directamente una demanda judicial, y el hecho de que si un trabajador accidentado se atiende en su obra social, la ART deberá compensar a la obra social por esa atención.

En tanto, el jefe de la bancada del PJ-FpV, Miguel Ángel Pichetto, respaldó el acuerdo de los sindicatos con el Gobierno por el proyecto. “Si hay aval de la CGT nosotros como bloque vamos a apoyar”, señaló. El rionegrino remarcó que las ART “están todas quebradas y que el sistema no funciona más”, y detalló que tienen un rojo de cuatro mil millones de dólares.

Se trata de un cambio rotundo porque hace menos de diez días los senadores peronistas lo habían hecho transpirar a Triaca en su primera visita por esta ley. Allí, como explicó LPO, pusieron en duda la constitucionalidad de las comisiones médicas que establece la nueva norma. También habían cuestionado que las provincias deban ceder facultades a la Nación.