Cristina Kirchner exhortó a “reorganizarse en frentes sociales específicos por áreas para defenderse de las políticas de ajuste del neoliberalismo” al tiempo que convocó a “sustituir dirigentes”, entre los que se incluyó ya que, aseguró, “ningún (político) es imprescindible”.

En el cierre del III Encuentro Nacional de la Salud realizado en la Universidad Nacional de Lanús, y ante las expresiones de los militantes que reclamaban por su candidatura para laas legislativas de 2017 al grito de “vamos a volver”, la ex presidenta insistió: “Yo también me incluyo en ese cambio de dirigentes. Debemos pensar que ninguno de nosotros es imprescindible”.

Y reafirmó: “No se trata de que vuelva una persona ni un sector político sino que vuelva una sociedad empoderada para volver a conquistar los derechos que obtuvieron durante los últimos 12 años y ahora le están quitando”.

Durante varios tramoso, Cristina Kirchner convocó a “agruparse en sectores que son agredidos por el neoliberalismo, como son la salud, la educación, la ciencia y hasta el comercio, más allá de las diferencias partidarias e ideológicas”.

Frente a un auditorio de médicos, la ex presidenta consideró que “el neoliberalismo le hace mal a la cabeza de la gente porque le genera angustia, dolor, nerviosismo y enojo porque no hay errores de gestión, como intentan decir desde el Gobierno, sino que en realidad la crisis es consecuencia de las políticas criminales que aplican”.

En un aula magna colmada, la ex mandataria afirmó que “el Estado ha sido tomado por el neoliberalismo, que es un modelo -dijo- que necesita una desocupación de dos dígitos y condiciones laborales malas para que la gente no reclame por miedo a perder el trabajo”.