Elisa Carrió sigue queriendo marcarle la cancha a Juan José Aranguren y antes de terminar el período ordinario de sesiones presentó un proyecto para que el Congreso determine la tarifa del gas cuando el mercado no pueda hacerlo.

Se trata de una modificación a la ley 24.076, que establece el marco regulatorio de la actividad, sancionada hace 24 años.

La chaqueña propone que la tarifa se determine por cuatro factores: el precio del gas en el punto de ingreso al sistema de transporte (boca de pozo); la tarifa de transporte; la de distribución y agregan uno nuevo: “Cargos específicos nacionales para ampliaciones de los sistemas de transporte y distribución”.

Establece que los productores son sujetos de la ley cuando el mercado no fije el precio, junto a los transportistas, distribuidores, comercializadores, almacenadores y consumidores que contraten directamente con el productor.

La definición del precio del gas fue eje del conflicto por las tarifas de mediados de año y Aranguren pisó en falso en Diputados cuando admitió no controlar el precio de la producción de gas. “Hay tantos como cuencas posibles”, le respondió a José Luis Gioja.

Además, Carrió propone ampliar la composición del Ente y pasar de cinco miembros a siete, los cuales serían elegidos tres por el Presidente de turno, dos desde Diputados y dos desde la Cámara Alta.

En Diputados saldrían de la primera mayoría y primera minoría excluyendo al bloque oficialista; mientras que en el Senado los dos miembros del ente surgirán uno por el oficialismo y otro por el bloque mayoritario (que no sea oficialista). Todos tienen la posibilidad de reelección indefinida.

Además el Ente deberá contar con al menos cinco votos afirmativos en los siguientes temas: Revisión tarifaria integral, plan de obras; Incorporación del gas a la tarifa; Determinación de la organización interna del ente; Presupuesto del ente.

También determina que deberá haber audiencia pública antes de resolver algo en “la incorporación del precio del gas natural, cuando este no sea fijado por el mercado”.

El proyecto ingresó la última semana de noviembre y fue girado a tres comisiones, Energía, Peticiones y Presupuesto. Cuenta con la firma de varios oficialistas como Mario Negri y Daniel Lipovetzky (PRO) y del justicialista Diego Bossio.