Martín Lousteau aprovechó el acto en homenaje a los 33 años de la asunción de Raúl Alfonsín para pegarle a Horacio Rodriguez Larreta y deslizar que podría ser candidato en 2017, una posibilidad que desvela al PRO, al punto que el jefe de Gobierno analiza desdoblar las elecciones para evitar una confrontación directa con el embajador en Estados Unidos.

“Quedo claro desde el primer día, cuando el Presidente me ofreció el cargo de embajador, que la vocación de ECO y la mía personal es seguir compitiendo por la Ciudad”, afirmó Louestau en su discurso en la histórica sede de la UCR porteña de la calle Tucumán y agregó que “no hay incompatibilidad si ECO se presenta y yo sigo siendo funcionario”, porque esta “clarísima” su posición.

Pero tampoco descartó la posibilidad de dejar la embajada para presentarse en las elecciones de término medio. Dijo que si sus compañeros de ECO se lo piden -cosa que de hecho hacen-, renunciaría a la embajada y competiría en 2017, puesto que “somos un espacio que las decisiones se toman colectivamente, si me piden lo voy a hacer”, repitió.

E incluso no supeditó esa decisión a una eventual candidatura de Lilita Carrió en Capital. “Su decisión es independiente a la de ECO que estará presente en las próximas elecciones”, desafió.

Luego, casi como si ya estuviera en campaña cuestionó la gestión en materia de salud y educación que lleva adelante su rival del ballotage del año pasado.

El ex ministro aprovechó para volver a diferenciarse del PRO: “Cada gobierno tiene prioridades distintas. Nosotros dimos esta discusión electoralmente y nos cansamos de decir cuales eran nuestras propuestas, pero ganó por muy escaso margen otra fuerza y tienen el derecho que le dio la ciudadanía para elegir que quieren en la Ciudad”.

En esa línea relativizó incluso la posibilidad de sumarse a Cambiemos en la Ciudad, otra de las alternativas que evalúa sobre todo el presidente Macri. “Desde el principio en la Ciudad no hubo Cambiemos”, afirmó y en un palo directo a Larreta agregó: “Se eligió otra fecha de elecciones y no se quiso ir a una discusión interna”.

No obstante, no cerró del todo la puerta a participar en una primaria contra el PRO: “Siempre y cuando tengamos la libertad de representar los valores y prioridad que elegimos, no nos importa como competimos. Lo que ha pasado hasta ahora, es que del otro lado no quieren”, puntualizó.

Por otro lado, advirtió que “la principal preocupación de Rodriguez Larreta tiene que ser la Ciudad, no las elecciones. Además faltan 3 años para la gobernación”, agregó, dejando en claro que su idea es volver a competir por la jefatura de Gobierno.