La CGT aceptará cambios al proyecto de Ganancias que el Gobierno frenó en el Senado aunque pidió que no se limiten las deducciones, como planeaba hacer Mauricio Macri mediante un veto parcial si la ley salía sin modificaciones.

El triunvirato se reunió este jueves anunció que pedirá al Gobierno que eleve el mínimo no imponible y advirtió que, en caso de que la postura del Poder Ejecutivo sea “inflexible”, efectuará un reclamo a “senadores y gobernadores” para que “emitan un dictamen diferente” del proyecto oficial y que “favorezca a los trabajadores”.

“Vamos a discutir que se eleve el mínimo no imponible, que se modifiquen las tasas y que queden involucrados dentro de las deducciones temas como horas extras, viáticos y el aguinaldo”, sostuvo el sindicalista Héctor Daer, uno de los triunviros de la CGT, sobre la reunión que la central mantendrá mañana con el Gobierno.

De acuerdo a la agenda difundida por el Gobierno, la CGT será recibida mañana por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, mientras el lunes asistirán a la Casa Rosada los jefes de los bloques del Senado y Diputados y el martes será el turno de los gobernadores, quienes se reunirán con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Al término del cónclave realizado por el sindicalismo para fijar postura en la discusión sobre Ganancias, Daer advirtió que en caso de que la Casa Rosada se ponga “inflexible”, la central obrera pedirá a los legisladores y gobernadores que “emitan un dictamen diferente” que “favorezca a los trabajadores”.

La CGT se dio cita en su sede de la calle Azopardo 802 de esta capital luego de que el Gobierno anunciara este miércoles que convocará en reuniones separadas a gobernadores, sindicalistas y la oposición para elaborar una reforma del Impuesto a las Ganancias.

El referente sindical señaló que el objetivo es “establecer el mejor proyecto posible, al que podamos arribar con datos precisos, pero que no sea el que planteó el Gobierno originalmente”, además de expresar el deseo de los gremios de “tener la ley antes de fin de año”.

Al respecto, evaluó que si el Senado “modifica” el proyecto de la oposición que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, la iniciativa “tiene que volver” a ese cuerpo, donde hay “voluntad de resolverlo”.

Tras remarcar que “los salarios de los trabajadores en convenio colectivo no tienen que estar incluidos en la cuarta categoría”, Daer reiteró que “el movimiento obrero tiene que estar en una discusión en la que hasta el día de hoy no ha estado”.

La semana pasada, en diálogo con LPO, Daer y Acuña subrayaron que meterle cambios a la iniciativa de Diputados sería “hacerle el juego al Gobierno”, porque debería regresar a la cámara baja e implicaría seguir postergando la mejora en los salarios de los trabajadores.

Por su parte, el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, señaló que “hay un fuerte lobby de parte de gobernadores, mineras y grupos como el juego y la renta financiera” para frenar la ley que sancionó Diputados, por lo que planteó que “tendría que demostrar el Gobierno el poder con los poderosos y no con los trabajadores”.

“Nosotros seguimos apoyando el proyecto de la oposición tal como salió de Diputados”, subrayó.

Copyright La Politica Online SA 2016.