El peronismo logró esta mañana cambiar el reglamento en el Congreso para que los legisladores puedan pedir informes a cualquier organismo, inclusive al Gobierno, sobre los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) que el presidente suele utilizar en gran medida.

Con esta facultad van a poder solicitar que se justifique la utilización de los DNU, que según la Constitución solo deben firmarse en situaciones de catástrofes y fue una de las mayores críticas de la oposición con respecto al cambio del régimen de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo (ART), que ya tenía media sanción del Senado y estaba en el temario de extraordinarias.

En la Bicameral de Trámite Legislativo, que trata los DNU, el Frente Para la Victoria propuso la posibilidad de pedir informes a un organismo que esté relacionado con el decreto que deban tratar. Los informes se pedirán a través del presidente de la Bicameral y podrán ser incorporados al expediente de cada decreto.

El peronismo sabe que es difícil justificar la urgencia y podrá utilizar los informes para pedir la nulidad en el recinto o llevarlo a la Justicia y que un juez lo anule porque no alcance para demostrar la urgencia.

Cambiemos quiso demorarlo una semana y el diputado cercano a Sergio Massa, Raúl Pérez, estuvo de acuerdo, pero los diputados y senadores del FpV-PJ se unieron para debatirlo hoy. Si bien estos legisladores suelen votar juntos, responden a diferentes sectores del peronismo y hasta muestran posiciones opuestas en algunos decretos que deben tratarse, como el tema de migraciones.

Sin embargo hay un evidente hartazgo a la metodología de gobernar por decreto que los une y los impulsa a ponerle trabas a Mauricio Macri para firmar DNU.

La votación para tratar el cambio de reglamento esta mañana terminó con 7 votos a favor y 7 en contra (estuvieron ausentes el puntano Adolfo Rodríguez Saa y el peronista Juan Manuel Irrazábal), por lo que el presidente, el camporista Marcos Cleri, desempató y exigió que lo traten en ese momento.

Ya asegurado su tratamiento, el senador Juan Mario Pais (FpV-PJ) propuso no limitar el pedido de informe al Poder Ejecutivo, como era originalmente, sino que se pueda a todos los organismos. Los seis legisladores de Cambiemos y Pérez estuvieron de acuerdo y se aprobó por unanimidad.

La facultad de pedir informes se suma a la posibilidad de invitar a especialistas que den su opinión y que Cleri utilizará el miércoles próximo, cuando traten el DNU de reforma de las ART y estarán invitados los dirigentes de la CGT, CTA, asociaciones de abogados y diputados, entre otros.

El diputado del PRO Pablo Tonelli cuestionó la lista de invitados para el miércoles 8 por considerar que la lista “es excesiva”. Sin embargo el oficialismo acordó citarlos, pero asegurarse de que no se demore mucho la comisión y puedan dictaminar ese mismo día.

La modificación al régimen de ART será tratado con el DNU de los contenedores (3000 fueron incautados en la Aduana y enviados por Macri a Carolina Stanley mediante DNU), mientras que el decreto de feriados se debatirá junto a la modificación a la ley de migraciones dentro de dos semanas, tal como Cleri le especificó al radical Luis Naidenoff antes de que empiece la comisión.

La comisión debía validar o anular una serie de decretos impositivos y presupuestarios, pero las ultrakirchneristas Diana Conti y Juliana Di Tulio aprovecharon para criticar al Gobierno por utilizar tantos DNU. “Si el Gobierno quiere saltear el Congreso, esta oposición hará lo posible para abrirlo” amenazó Conti, mientras que su compañera recordó que el recinto “no ha tratado casi ningún dictamen” que haya elaborado la bicameral.

Para debatir el orden del día, Tonelli explicó cada DNU y decreto delegado y los legisladores aprovecharon la ocasión para advertir la deuda que se ha tomado.

“En enero tomamos más deuda que lo aprobado para pagar a los fondos buitres” expresó la senadora formoseña Graciela de la Rosa, que confirma lo dicho por este medio. Además cuestionó uno de los DNU tratados, que modificaba el presupuesto nacional, por el enorme aumento que conlleva.

“Con este tercer DNU para modificar el presupuesto se llegó a una modificación record, del 28.36% del sancionado originalmente para 2016” dijo de la Rosa, Tonelli justificó que el presupuesto fue elaborado y aprobado con otro Gobierno, por lo que es lógico que deba modificarlo el presidente.

Juntó 7 firmas pero no pudo emitir dictamen porque el FpV-PJ no presentó nada y si al menos la mitad más uno de los legisladores no estampa su nombre no hay despacho posible.

El senador Juan Manuel Abal Medina llamó la atención por el incremento en la macroestructura del Estado, durante la discusión del DNU que dividió el ministerio de Hacienda y Finanzas. “La cantidad de ministerios aumentó un 20%, secretarías un 30%” especificó Abal Medina.

Copyright La Politica Online SA 2017.