La campaña sucia se largó con todo este fin de semana, en otra escalada de las guerras de inteligencia -por llamarlo de alguna manera- que hace un par de meses condimentan la política local con filtraciones de escuchas, que empezaron por aquellas en las que Cristina Kirchner insultaba a Oscar Parrilli.

Luego cobraron Daniel Angelici, Patricia Bullrich, Cristina de nuevo y anoche le tocó al Gobierno: Se filtró un instructivo de la Casa Rosada en el que bajo el título “La foto que buscamos” se le indica a los fotógrafos de Presidencia el tipo de contacto “espontáneo” del presidente con la gente que debían registrar durante su visita a San Luis.

El que se encargó de ampliar la filtración que circulaba entre periodistas y políticos fue el propio gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, furioso porque Macri cerró un acuerdo electoral con su antecesor, el peronista Claudio Poggi, como anticipó LPO. La visita a un centro de jubilados del Presidente tenía la obvia intención de volver a acercar a Macri a ese sector, luego de la polémica por el intento fallido del Gobierno de bajar las jubilaciones. El consejo era reclutar imágenes de Macri abrazado a los abuelos.

El instructivo dejó entrever la obsesión del Gobierno por cuidar -y mejorar- la imagen del Presidente. Y era metódico: en cada uno de los puntos, sugería además cómo debía ser el enfoque y quiénes debían aparecer en la foto. “Que se vea la obra de fondo”, era una de las sugerencias, que fieles a su tradición corporativa, dejaron impresa en una prolija hojita con el logo de la Presidencia por todos lados. Casi una invitación a que algún opositor la filtre.

Como De la Rúa

Esta mañana el afectado fue el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, cuando comenzó a circularen las redes un audio presuntamente de WhatsApp en el que Massa pide a su esquipo -se supone- que “salgan a tuitear” contra Macri y lo vinculen con el ex presidente Fernando de la Rúa, por su intento de bajar las jubilaciones.

“Ya salgan con el hashtag que están los diputados… no a la rebaja de las jubilaciones… tuiteando Macri recorta igual que De la Rúa”, dice el audio, difundido por la cuenta @danilerer. En diálogo con LPO, desde el massismo aseguraron que fue difundido por gente de la Rosada y que la cuenta es parte del dispositivo que controla el macrismo.

Desde el Frente Renovador señalaron que fue evidente como una vez deslizado el audio en Twitter, entraron en operaciones las granjas de trolls que utiliza el macrismo con el objetivo de convertirlo en trending topic. Son las mismas que en medio de la crisis de Correo y Jubilaciones, salieron a instalar #bancoaMacri.

Los allegados a Massa señalaron que la cuenta “Dani Lerer” responde al dispositivo que controla el PRO y anticiparon que este caso se sumará a la denuncia penal que junto a Margarita Stolbizer preparan para acusar al Gobierno.

Muy distinta es la versión que dieron fuentes de Cambiemos a LPO. Dicen que se trataría de un audio de WhatsApp que filtró gente del propio Frente Renovador, enojada por estar quedando afuera de los cierres de listas que se van perfilando. Apuntaron en particular a gente de Tucumán, aunque no dieron más especificaciones. No negaron que luego el PRO se haya subido al escándalo, una vez que estalló en las redes.

Si bien Massa no se pronunció al respecto, dos referentes del FR salieron a marcar la postura oficial. “El audio demuestra dos cosas: que el Gobierno tiene su propio Proyecto X para espiar opositores y que, como De La Rúa, ajustó a los jubilados”, tuiteó Florencia Arietto, mientras que la diputada Liliana Schwindt afirmó: “Nosotros no pagamos trolls, hablábamos con nuestros dirigentes para contarles que estamos haciendo”.

Como sea, queda claro que las tres fuerzas políticas predominantes ya se metieron de lleno en lo que se avecina como una campaña sucia en la que no se salvará nadie (ver video). Es que a las filtraciones de Macri y Massa se sumó la opinión de Cristina Kirchner, quien en su activa campaña de redes sociales -donde ya actúa como candidata en la Provincia- salió a replicar la polémica ficha técnica del PRO y de paso le hizo un guiño al puntano Alberto Rodríguez Saá, con quien parece transitar una intensa reconciliación política.

Es que en el instructivo macrista publicado por el diario de los Rodríguez Saá, La República, se especificaba que debía haber una foto del Presidente con el gobernador, quien finalmente no fue al encuentro al que adujo que no fue invitado. En ese punto, aclaraba específicamente dónde debían pararse ambos para la foto. Por eso, Rodríguez Saá publicó un sugestivo tuit: “…¿Me están invitando, o me dicen lo que tengo que hacer?”.

Copyright La Politica Online SA 2017.