Tanto Juan Manuel Urtubey, Gobernador de Salta, como Miguel Angel Pichetto, titular del bloque de senadores del FpV-PJ, la bancada opositora mayoritaria, salieron a rechazar tajantemente el pedido de juicio político al presidente Mauricio Macri, despegándose así de los diputados peronistas que firmaron dicho pedido.

Con la firma de 15 diputados del Frente para la Victoria-PJ, encabezados por el entrerriano Julio Solanas, se presentó hoy un proyecto de resolución pidiendo el juicio político del presidente Mauricio Macri por el caso del Correo Argentino.

En un comunicado y en su cuenta de Twitter, el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey dio su postura.

“Ante el pedido de juicio político al presidente Mauricio Macri siento la obligación de manifestar que quienes lo realizaron no representan a todo el Partido Justicialista. El artículo 53 de la Constitución Nacional establece al juicio político como resguardo y defensa de la democracia. En este caso pareciera que se lo usa para dañarla”, dijo el mandatario provincia.

En otro párrafo afirmó: “Estoy absolutamente convencido que lo expresado por estos diputados no es compartido por la inmensa mayoría de los peronistas. Jugar a hacer política con palabras grandilocuentes y acusaciones temerarias no contribuye al país, a la convivencia democrática y al respeto por las instituciones. Todo lo contrario, solo produce daño y nos aleja de los problemas reales que tenemos que enfrentar por el bien de todos los argentinos”.

Por su parte, el titular del bloque de senadores del FpV-PJ, Miguel Angel Pichetto, descartó de plano el pedido de juicio político contra Macri y lo consideró “una medida extrema”.

“El recurso de un juicio político tiene que tener hechos de una envergadura de alta gravedad”, remarcó Pichetto en diálogo con Radio Mitre. Además, recordó que esta tarde el tema del Correo fue tratado en el Congreso por la Comisión Bicameral Mixta Revisora de Cuentas, que decidió solicitar un pedido de informes a la AGN.

Desde el Frente Renovador también dejaron en claro que no comparten la iniciativa de los diputados kirchneristas: “Es claro que hay dos oposiciones. Los que a raíz de sus numerosas causas penales quieren llevarse puesto el gobierno y quienes queremos ponerle límites y controlarlo”, expresó Graciela Camaño en diálogo con Infobae.