En medio del tira y afloje por la conformación de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, Martín Lousteau salió a recalentar la pelea y le envió un durísimo mensaje a Mauricio Macri, a quien cuestionó por los ataques a los docentes y por el escándalo del Correo Argentino.

El embajador argentino en Estados Unidos dio un paso más en su diferenciación del Gobierno nacional -que en los papeles integra- y mandó una nueva señal de que lo enfrentará en las elecciones legislativas de este año, independientemente de sí le habilitan la interna de Cambiemos o si tiene que ir por afuera.

En una columna que escribió para el diario Clarín, Lousteau se diferenció de Macri en dos temas muy sensibles: el conflicto con los docentes y el escándalo del Correo. En el primer caso, el embajador se mostró contemplativo con el paro de los maestros y, de paso, también afirmó que “sería triste que la reciente marcha de la CGT no invite a reflexiones más profundas”.

Lousteau hizo un repaso del conflicto con los docentes y aunque admitió que María Eugenia Vidal “no tiene el dinero” para pagar lo que exigen, remarcó que el salario docente “es obvio que es una miseria”. También hizo hincapié que ningún gobierno, a pesar de aumentar el gasto público exponencialmente, atacó el fondo de la cuestión para resolver el problema.

Al respecto, señala que “el único instrumento válido” para resolver el conflicto “es la política”. Y ahí le pega duro a Macri, comparándolo con los bolsos del kirchnerista José López. “Lamentablemente, la reputación de la política se degrada y pierde legitimidad para determinar prioridades cuando uno ve bolsos con dinero volando por televisión o cuando, independientemente del marco jurídico, se observan decisiones en donde el Estado no es defendido con todos los instrumentos a disposición mientras empresas relacionadas con funcionarios públicos se ven beneficiadas”, señala en relación al escándalo del Correo Argentino.

Luego, Lousteau sostiene que el problema de la educación “no se puede resolver criticando a Baradel por el largo de su pelo, su peso o poniendo en tela de juicio su título de docente”, en una referencia a los ataques del oficialismo contra el líder de Suteba. El propio Macri minimizó socarronamente en la apertura de sesiones las amenazas que recibió el sindicalista.

Finalmente, el embajador también rechaza la polarización con el kirchnerismo que plantea el Gobierno como su única estrategia para las elecciones. “La polarización es un mecanismo táctico para no hablar rigurosamente de ninguno de los problemas que nos aquejan desde hace ya mucho tiempo”, sostiene el ex ministro, atacando otro de los puntos sensibles de la Casa Rosada, a la que se cuestiona por usar esta estrategia por no tener resultados concretos de gestión para mostrar.

Se trata de una columna más propia de un líder opositor que de un funcionario del Gobierno, que ocupa un lugar clave como la embajada en Washington. El texto parece definir el posicionamiento de Lousteau como un opositor moderado y de centro, un lugar similar al que ocupa Sergio Massa.

La columna surge días después de que el equipo de Lousteau difundiera un video en el que le exige a Horacio Rodríguez Larreta que conforme Cambiemos en la Ciudad, una presión pública que responde a la estrategia de que nadie los pueda acusar de que rompieron el oficialismo si van por afuera.

Con las durísimas críticas de hoy, el embajador parece invitar a Macri a acelerar la ruptura.

Copyright La Politica Online SA 2017.