El ex senador de la UCR y socio fundador de Cambiemos Ernesto Sanz descartó hoy una eventual postulación en las próximas elecciones legislativas, al asegurar que su “vida de candidato ya pasó”, y afirmó que el presidente Mauricio Macri está “firme”, “entero” y “convencido” del rumbo de su gobierno.

Asimismo, Sanz dijo ser un “convencido” que “tiene casi igual responsabilidad frente a la cosa pública quien fue elegido para administrar y como opositor”.
En ese sentido, apuntó contra “muchos dirigentes” que buscan “afectar al gobierno” y añadió que “gobernar es hacerse cargo de los conflictos, es mediar”.

“En la Argentina debiera tener como responsables a los sectores que forman parte de la institucionalidad, los opositores también, gobernar no sólo es obligación del que fue elegido para administrar sino también es obligación de los que fueron elegidos como opositores para buscar el bien común”, señaló.

Consultado por LN+ sobre si será candidato en estas elecciones, Sanz respondió: “No, mi vida de candidato ya pasó”.

“Estoy en un ámbito que me siento útil”, afirmó y agregó que “el presidente ha dicho que no habrá cambios en el Gabinete y respecto a mi, valora mi capacidad de llevarle y comunicarle lo que uno escucha en la sociedad”.

En otro orden, el ex titular del radicalismo dijo que los cambios “no son indoloros” y “van a traer complicaciones” y subrayó que lo importante es que “el gobierno no pierda las convicciones, que corrija errores, pero con convicciones, que las tiene intactas”.

Respecto al presidente Macri, el socio en Cambiemos dijo que lo ve “muy bien, firme, entero y convencido con todas las preocupaciones y compenetrado con la realidad que la conoce y le duele, está convencido del rumbo correcto, el Presidente sabe hacia donde tiene que ir y es un gran valor”.

Asimismo, Sanz se refirió al conflicto con los docentes y aseguró que “hoy partimos de una educación pública deteriorada”.

“¿Cuántas responsabilidades compartidas tenemos? hagamos este mea culpa”, pidió y reconoció que los “docentes están mal pagos” aunque también dijo que “algo pasa adentro de las escuelas, las pruebas fueron terroríficas”.

Y expresó: “En cualquier ámbito o rubro, policías, enfermeros, que son los pilares de servicio del Estado, estar vinculando sueldo con inflación no es cosa grata”, planteó aunque subrayó que hay que observar “lo que puede el Estado”.

En ese sentido, dijo que en la provincia de Buenos Aires la gobernadora María Eugenia Vidal hizo un “último esfuerzo y sacó mil millones de pesos de obra pública para hacer un esfuerzo y ofrecer más y tampoco fue aceptado”.

“Hay un punto de conflicto en algunos sectores del sindicalismo docente que tienen otros intereses, se mezcla la política también cuando se dicen las cosas que se dicen del Presidente, hay un plan sistemático de usinas políticas para afectar al gobierno, al Presidente y atacar al gobierno”.

Por lo que manifestó que se trata de “un año de alto voltaje político, hay sectores que tuvieron muchos privilegios que saben si sigue el gobierno a ellos como dirigentes les va a ir mal, están adelantando el clima, va a ser un año complicado”.

“Si lo que hay como respuesta, es cuanto peor, mejor, vamos a la guerra como sea, es otra cosa, pido que seamos justos los buenos y los que están en una actitud de este tipo”, aseguró.
En otro orden, Sanz se refirió al rol del radicalismo dentro del gobierno y en ese sentido afirmó que “no sólo estamos conformes, formamos parte de la gestión”.

“Una gestión no se mide por cargos, se trata de la participación en los espacios de reflexión, los presidentes de los bloques tienen reuniones de Gabinete semanales”, expresó y finalizó que “Cambiemos nació en la Argentina para reconstruir el sistema político que había sido destruido, desde el año 2001”.