Tres referentes del sector sindical muy críticos del Gobierno nacional reivindicaron este mediodía el llamado al paro general del 6 de abril y vaticinaron una protesta “contundente”. Pablo Micheli (secretario general CTA Autónoma), Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (Bancarios), estos dos últimos de la CGT, se reunieron en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires en una charla organizada por el legislador porteño Gustavo Vera, un ex aliado de Carrió ahora cercano a los K.

“El 6 de abril no va a volar ni una pluma”, arrancó Micheli. “Va a ser un paro histórico”, se sumó Moyano. Mientras Palazzo lo resumió como “contundente”. Lo tres, obviamente, confirmaron que participarán del paro general convocado por la CGT y coincidieron en resaltar que “no es una medida golpista ni para desestabilizar al Gobierno”.

Los escuchaba, curiosamente, uno de los dirigentes a los que el oficialismo mira con recelo: el jefe del PJ bonaerense, el matancero Fernando Espinoza.

En paralelo, frente a un salón colmado por sindicalistas de otros sectores, los tres gremialistas hicieron un pedido de unidad “para encarar un cambio de fondo en el derecho de los trabajadores”.

Allí, y aprovechando el tono que Moyano y Palazzo habían tenido en sus cerca de 15 minutos de exposición, Micheli los apuró para que lo acompañen en la marcha que las dos CTA convocaron para el próximo jueves 30. “Están invitados a venir. Los reclamos van a ser los mismos que los del 6 de abril”, tiró el secretario general de la CTA.

Además, de forma unánime pidieron que “el plan de lucha no termine ahí -por el 6 de abril-, sino que sea un plan para obligar al Gobierno a sentarse y negociar”. En línea con esto, consultado por Clarín, Palazzo aseguró: “Nos juntaremos luego del paro para ver cómo seguir. Habrá que ver si finalmente el Gobierno acepta los pedidos que estamos haciendo y lleva adelante las reformas que le solicitamos”.

De origen radical, el jefe de los Bancarios se transformó con el cambio de Gobierno en furioso opositor y se acercó a lo más duro del kirchnerismo. Así lo reflejó en su discurso: “No creo que un alumno del Newmann -el colegio donde estudió Mauricio Macri- entienda lo que significa la solidaridad en Argentina”.