El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se refirió por primera vez a la grave crisis económica que atraviesa la provincia de Santa Cruz, con Alicia Kirchner jaqueada por las protestas de trabajadores estatales y en medio de rumores de renuncia.

En ese contexto, el funcionario nacional se comprometió a enviarle “alguna ayuda” económica a la cuñada de Cristina, pero a condición de que derogue la Ley de Lemas, una herramienta de la que el kirchnerismo se valió para ganar las últimas elecciones a pesar de que Alicia sacó menos votos que su rival de Cambiemos, Eduardo Costa.

“Estoy en contacto permanente con la gobernadora, de hecho hablamos ayer a la noche. Vamos a darle alguna ayuda que nos comprometimos y la provincia se tiene que comprometer también a cambiar la forma de gobernar”, planteó Frigerio.

Al respecto, detalló que “todos sabemos lo que implica la Ley de Lemas en términos de la representación popular. (La gobernadora) nos indicó que lo van a modificar”. “También vamos a trabajar en la coparticipación de la provincia a los municipios, estamos trabajando en varios frentes para que esta crisis derive en una oportunidad para que mejore sus instituciones y mejore su perfil fiscal y financiero”, continuó.

El lunes a la noche, como contó LPO, Alicia estuvo nueve horas encerrada en la Casa de Gobierno debido a una protesta de docentes (a los que les ofreció un aumento del 3%) y jubilados que le reclamaban el pago de salarios adeudados. Recién se pudo retirar alrededor de las 4 de la mañana de este martes. Al mismo tiempo, en Caleta Olivia hubo una manifestación pidiendo la renuncia de la gobernadora.

Tras ese episodio y luego de que la semana pasada se dispararan los rumores de renuncia, Frigerio hizo una tibia promesa de ayuda pero con la condición de un cambio muy fuerte en la gestión del gobierno santacruceño.

“Es una provincia que es gobernada por la misma gente desde hace más o menos 30 años y así está. Tienen que generar un compromiso para ir hacia el equilibrio fiscal, la responsabilidad en el manejo de los recursos de la gente. Si ellos se ayudan, nosotros también los vamos a ayudar”, agregó el ministro en diálogo con radio Continental.

Según Frigerio, en Santa Cruz se llegó a la actual situación porque hubo “un gobierno híper populista, que vivía solamente el presente, que ni siquiera pensó el futuro de la provincia de la que eran oriundos, sin prevención para el futuro, sin un fondo anticíclico que podría haberse nutrido de recursos en las épocas buenas”. “Falta de prevención, populismo, irresponsabilidad en el manejo de las cuentas públicas, un coctel del que deriva que la provincia de Santa Cruz pase estos problemas”, completó.

Los números de Alicia

El gobierno santacruceño entregó ayer a la prensa números que explican la crisis. El déficit previsto para este año es de 6713 millones de pesos, según Alicia 500 millones menos que en 2016, según informó el diario Tiempo Sur.

La cuñada de Cristina denunció una caída de la obra pública nacional del 86% respecto a 2016 (de 1937 millones de pesos a 272 millones), aunque con la aclaración que el monto presupuestado para el año pasado no fue asignado. Entre otras obras, se frenaron las represas Kirchner y Cepernic, y la usina termoeléctrica de Río Turbio.

Además, la gobernación dice haber perdido 702 millones de pesos por la caída de las regalías petroleras y otros 346 millones de pesos por la derogación del reembolso adicional a la exportación desde puertos patagónicos.

Copyright La Politica Online SA 2017.