Mauricio Macri empezó a cumplir el pliego de condiciones que le impuso Elisa Carrió. Un día después de que la jefa de la Coalición Cívica le reclamara apoyo ante las denuncias en su contra, el Presidente le expresó públicamente su respaldo en un gesto que la acerca a la candidatura en la Ciudad de Buenos Aires.

“Quiero dejar claro mi respaldo a la Dra. Carrió frente a las denuncias judiciales que se le han hecho. Conozco la honradez de Elisa Carrió y su calidad moral. Confío plenamente en ella”, escribió Macri este lunes en su cuenta de Twitter.

El mensaje apunta a descomprimir la tensión que generaron las palabras de Carrió al confirmar que desiste de una candidatura en la provincia de Buenos Aires, al mismo tiempo que ponía en duda la posibilidad de postularse en la Ciudad por las denuncias que en su contra, que atribuyó a su pelea con Ricardo Lorenzetti.

“Si avanza este proceso contra mí, puede ser que para renunciar a mis fueros renuncie también a la banca”, dijo Carrió en referencia a la causa que la Justicia reabrió la semana pasada por presunto enriquecimiento ilícito. La diputada atribuyó esa denuncia al “pacto de la política con Lorenzetti”.

Como contó LPO, la Cámara Federal determinó la nulidad del archivo del expediente contra Carrió, que había dictado el juez Daniel Rafecas a fines del año pasado. La decisión la tomaron los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah. El primero es un hombre de Lorenzetti, que le entregó el manejo de las escuchas.

El apoyo de Macri a Lilita es a medias. Es que el Presidente no hizo ninguna referencia al pedido de juicio político que la diputada le hizo a Lorenzetti. Macri ya se había despegado de las acusaciones y los diputados del PRO no muestran interés en mover el proceso. Anoche, Gabriela Michetti volvió a defender al juez.

Pero, como explicó LPO, en el PRO quieren que Lilita es candidata por Cambiemos en la Ciudad, lo que provocaría -según se especula- que Martín Lousteau desista de competir. Si lo hace, Carrió aparece como la mejor posicionada para ganarle. Además, un triunfo de la jefa de la CC no la convierte en una potencial competidora de Horacio Rodríguez Larreta en 2019, ya que se sabe que no tiene interés en disputar la jefatura de gobierno.

Con ese objetivo, Macri empezó el operativo de seducción a Carrió para que se termine presentando en la Ciudad. El peligro de una Lilita bonaerense ya está despejado.

Copyright La Politica Online SA 2017.