Mauricio Macri movió otra pieza en el tablero de su compleja relación con Elisa Carrió y tras echar de la Procuración del Tesoro a Carlos Balbín, un hombre con el respaldo de Lilita, nombró en su lugar a un abogado cercano a Ricardo Lorenzetti.

Se trata de Bernardo Saravia Frías, que trabajaba hasta ahora en la Secretaria de Legal y Técnica del ministerio de Nicolás Dujovne.

Saravia Frías, vinculado al Bank Boston y ex asesor de Fernando de la Rúa en el Senado, trabajó en la campaña presidencial de Ernesto Sanz.

Fuentes de la UCR señalaron a LPO que el flamante procurador no fue en sí un aportante directo sino que le vendió a Sanz un sistema de crowdfunding (financiación colectiva) de campaña.

El flamante Procurador es socio del buffet de abogados Saravia Frías, que como indica en su web oficial, tuvo como clientes al Grupo Macri y a más de una decena de bancos.

Golpe a Carrió

Además, Saravia Frías tiene una estrecha relación con el titular de la Corte Suprema, en guerra abierta con Carrió.

Macri no apoya el juicio político que Lilita impulsa contra Lorenzetti y, tras rechazar el jury públicamente, ahora le asesta dos golpes en uno al echar a Balbín y poner en su lugar a un hombre cercano al presidente del Máximo Tribunal.

Según señalaron a LPO fuentes judiciales, Balbín, que sobrevivió en los últimos meses en su cargo por el apoyo de Lilita, recibió hace dos meses la oferta del propio Macri para emigrar a otro cargo. Pero Balbín le respondió que su futuro era quedarse en la Procuración o irse a su casa.

La maniobra de Macri llega horas después de que Carrió motorizara la salida del jefe de Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, denunciado por coimas por el fiscal José María Campagnoli, muy cercano a la chaqueña.

Copyright La Politica Online SA 2017.