El Senado modificó el proyecto para limitar salidas transitorias de los presos, que ahora deberá tratar Diputados para convertirla en ley.

De esta manera, los condenados por homicidio simple, contrabando o tenencia de estupefacientes seguirán con el beneficio de abandonar el penal por buena conducta antes de cumplir la pena.

Y no lo tendrán los encerrados por delitos contra la integridad sexual, trata de personas, narcotráfico, financiamiento del terrorismo, contrabando agravado, secuestro extorsivo seguido de muerte, tortura seguida de muerte, robo con armas en banda y en despoblado o robo con armas en banda. También para los delitos que sean cometidos con el fin “de aterrorizar a la población”.

Temprano, en la Comisión de Asuntos Penales todos los bloques habían coincidido en modificar el proyecto diseñado por los diputados Mónica Litza (Frente Renovador) y Luis Petri (UCR), aprobado en diciembre y reflotado por la ministra de Seguridad Patricia Bullirch hace 15 días.

La motivó el asesinato de Micaela García, la joven de Gualeguay asesinada por Sebastián Wranger, condenado por violación y beneficiado por una salida transitoria.

Bullirch apuró la semana pasada a los senadores a sancionar la ley en estos días, pero tras una semana de debate, referentes de todos los bloques aceptaron el riesgo de ser acusados de dilatar la ley.

“Estamos dando una respuesta a la sociedad pero no hay soluciones mágicas. Resultará imperiosa una aplicación correcta por parte del Poder Judicial así como un replanteo del funcionamiento del sistema penitenciario”, propuso Pedro Guastavino, del FpV-PJ, presidente de la Comisión de Asuntos Penales.

Otro cambio definido por los senadores fuer quitarle al jefe del servicio penitenciario la facultad de definir sobre las salidas transitorias.

Se la devolvieron a los jueces de ejecución penal, que según la diputada Litza suelen concederlas sin una evaluación convincente.

“El problema es que debía haber 5 jueces de ejecución penal y hay 3”, alertó la salteña María Fiore de Viñuales y propuso que esa facultad sea para el Consejo Correccional el que dictamine las salidas transitorias.

Los senadores kirchneristas fueron los únicos que votaron en contra. “La secuencia siempre es la misma -se quejó-, luego de una muerte desgarradora con impacto nacional nos sentimos interpelados”.

“Hay que explicar por qué el sistema establecido no funcionó para proteger la vida de Micaela y por qué se liberó a un delincuente, la respuesta es un atajo, una medida efectista y un parche al sistema, que no da soluciones sino la tapa de un diario”, se quejó la mendocina.

“Lo peor que nos puede pasar como cuerpo es legislar con un sentido de abstracción que nos aleja de la realidad”, le respondió el radical Luis Naidenoff, que representó la postura de Cambiemos a favor de no dejarse correr por Bullrich.

Miguel Pichetto lo siguió: “Con estos cambios nos alejamos de la demagogia punitiva y de una mirada ultragarantista que es totalmente inconveniente para la sociedad”, cerró el jefe del FpV-PJ.

Copyright La Politica Online SA 2017.