La oposición del Senado aprobó dictamen del proyecto para rebajar las comisiones por las compras con tarjetas aún más que la implementada por el Banco Central.

Las lleva de 3% a 1.5% en las de crédito y de 2% a 0.5% en debido, aunque las primeras habilita a dejarlas en 2% para grandes empresas, pero las deja en 1% para zonas de fronteras, o del norte o el sur del país.

La entidad presidida por Federico Sturzenegger las rebajó a 2% y 1%, con un cronograma de baja gradual hasta dejarlas en 1.3 y 0.6 recién en 2021, que los senadores no están dispuestos a aceptar.

Lo hicieron saber en la Comisión de Comercio de la Cámara alta, que sesionó con un final a puro escándalo cuando Laura Rodríguez Machado, jefa del bloque PRO del Senado, reclamó a los gritos que ya no había quórum y por lo tanto no será posible dictaminar.

“Varios senadores firmaron antes de retirarse, senadora”, intentó calmarla su colega chubutense Alfredo Luenzo, presidente de la Comisión y autor del proyecto, que como relató LPO intentaron frenar banqueros y funcionarios del Gobierno.

Luenzo recordó que esa práctica habitual en el Senado que los legisladores se retiren y firmen antes o incluso después, porque en cualquier caso está clara su voluntad.

Furiosa, la senadora de Cambiemos pidió dejar constancia de su reclamo por falta de quórum, como si estuviera dispuesta a impugnar una posterior sanción.

En el despacho del chubutense, esta tarde exhibían el dictamen con su firma y la de sus pares senadores María de los Ángeles Sacnun, José Mayans, Daniel Pérsico, María Ester Labado, Carlos Espínola, María Piatti, Teresita Luna (FpV-PJ), Jaime Linares (GEN), Roberto Basualdo (peronismo federal), justo la mitad más uno de los presentes. Por Cambiemos sólo habían asistido Rodríguez Machado y la mendocina Pamela Verasay.

Es que los senadores aún conservan la bronca de diciembre, cuando Diputados cajoneó el proyecto aprobado sobre baja de comisiones y reenvió otro, que las dejaba en 2% (crédito) y 1% (débito), o sea, como quería el Banco Central. La maniobra derivó en una inédita denuncia por conflicto de poderes.

“Se dio un paso más adelante en el debate para sacar una ley superadora”, intentó conciliar Luenzo, pero advirtió que ningún bloque acepta la gradualidad de 5 años propuesta por Sturzenegger.

“Es excesiva para poder acomodar el mercado del negocio de las tarjetas de crédito”, denunció. Resta que lo apruebe el recinto y esperar cómo reacciona esta vez Diputados.

Copyright La Politica Online SA 2017.