Florencio Randazzo continuó este martes con el “reunionismo” con sectores del peronismo no kirchnerista. Esta vez fue el turno de los diputados del Bloque Justicialista, que motorizan Diego Bossio y Juan Manuel Urtubey, a los que les aseguró que irá a la interna del PJ, para intentar dispersar los rumores sobre una posible candidatura por fuera.

El encuentro se produjo en las oficinas que el ex ministro tiene en el Palacio Raggio, a pocas cuadras de la Casa Rosada, y estuvieron doce diputados del bloque Justicialista, encabezados por Diego Bossio, el salteño Pablo Kosiner, y los diputados Oscar Romero y Alberto Roberti.

Durante la reunión, Randazzo ratificó su idea de jugar en las Paso del peronismo bonaerense, algo que viene repitiendo en las distintas reuniones que mantiene en busca de respaldo para llevar esa exigencia ante el kirchnerismo, pero que hoy toma más relevancia ante las versiones de un “plan B” para ir por afuera para lo cual ya estaría preparando un sello propio.

Esa versión fue abonada hoy por el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, quien dijo que Randazzo “es un traidor” y lo acusó de “decir que quiere la interna para justificarse (si no se la dan) y rajarse por afuera”. Es lo mismo que sostienen por lo bajo otros sectores del peronismo bonaerense.

Según contaron a LPO fuentes al tanto de la reunión, el ex ministro del Interior insistió en que las primarias son la única forma de reconstruir el peronismo y reiteró que los liderazgos se tienen que definir a través del voto. En ese sentido, dijo que lo ideal es definir esos liderazgos ahora y no esperar a 2019.

La idea de una lista de Randazzo por afuera del peronismo le serviría sobre todo a Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, que ya quisieron armar una “colectora peronista”, pero terminaron fracasando rotundamente. Por eso se sospecha que detrás de la idea del “plan B” de Randazzo están los sectores que lo apoyan y son cercanos al Gobierno.

Es por eso que el mensaje que hoy le dio el ex ministro a los diputados justicialistas pareció una forma de frenar las especulaciones y las presiones de un sector de su propio espacio.

Gesto a Urtubey

Además de la reunión con los diputados del Bloque Justicialista, Randazzo se encargó de tomarse una foto con Pablo Kosiner, hombre de Juan Manuel Urtubey en la Cámara baja.

Randazzo quiso la foto con Kosiner como un gesto al gobernador de Salta, que venía de cuestionarlo por decir que Macri es el enemigo. Urtubey, por su parte, le hizo llegar su saludo y el cortocircuito parece haber quedado saldado. Incluso, en el Bloque Justicialista afirman que es muy probable que en breve el ex ministro sume una foto con el salteño a su álbum de la pre campaña.

Por otro lado, Randazzo también le endulzó los oídos a los diputados al sugerirle que si logra colar hombres en la Cámara baja los sumará al Bloque Justicialista, donde hay representantes de algunos gobernadores del peronismo no kirchnerista.

Justamente esa idea es la que usa el kirchnerismo duro (especialmente La Cámpora) para justificar su rechazo a sumar a la “unidad” a los sectores que le votaron leyes a Macri o se fueron del bloque. El caso paradigmático es, precisamente, Bossio.

Copyright La Politica Online SA 2017.