Máximo Kirchner no pudo llevar a la mayoría de los intendentes bonaerenses a un acto que lideró esta tarde junto a viejas figuras del kirchnerismo, como Amado Boudou, Martín Sabbatella, Gabriel Mariotto y Luis D’Elía.

El evento fue en el centro cultural Caras y Caretas, vinculado al jefe del sindicato de porteros Víctor Santa María, pero la mayoría de los alcaldes se quedaron en la sede del PJ bonaerense, en Bolívar 448.

Ahí se trenzaron fuerte con el presidente del partido, Fernando Espinoza. Además de no querer compartir palco con Boudou, D’Elía y Sabbatella, pero como adelantó LPO tampoco están dispuestos a moverse de acto en acto sin hablar antes con Cristina Kirchner.

Espinoza habría intentado invocar a la ex presidenta para justificar su convocatoria, pero le dejaron claro que en esta época no aceptan intermediarios.

Fue el mensaje que dejaron Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Ariel Sujarchuk (Escobar), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Julio Pereyra (Florencio Varela) y Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Hugo Corvatta(Saavedra), entre otros.

El más furioso fue Insaurralde, quien se fue del PJ dando un portazo y dejó a Espinoza sin reacción. En San Telmo, Máximo y Magario insistieron en pedir la unidad. Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada) eran los otros intendentes en el escenario. La mayoría no había ido.

Copyright La Politica Online SA 2017.