Felipe Solá admitió hoy que tuvo “unos días de duda” para abandonar el Frente Renovador e incorporarse al espacio que lidera Florencio Randazzo pero dijo que se negó porque “estratégicamente no veía claro el tema”.

“Tengo muchos amigos en el randazzismo, con los que me identifico plenamente, pero creo que uno tiene que manejar lo afectivo por un lado y al mismo tiempo evaluar estratégicamente las cosas”, reveló Solá y agregó que “estratégicamente no lo veía claro el tema”.

El diputado confirmó que “dudó” en dejar el espacio que dirige Sergio Massa, aunque finalmente el viernes confirmó que seguirá en el Frente Renovador para las elecciones legislativas de octubre.

En diálogo con radio 10, el ex gobernador bonaerense analizó que actualmente “hay dos peronismos” en Argentina, uno que encabeza “Cristina Fernández” al que definió como “una facción del movimiento popular”, y otro “que se ve como una continuidad de toda la historia”.
Al respecto del sector que encabeza la ex presidenta, Solá dijo que “le cuesta mucho más incorporar gente”, por lo tanto no lo define como un “movimiento”.

“Si uno se considera un movimiento, incorpora más gente de la que pierde, y es bastante cambiante”, dijo, y agregó: “Si no es concibe asó, es un partido y si es un partido es una facción, y si es una facción le cuesta mucho más incorporar gente. Más es un país como el nuestro que no se mueve por aspectos partidarios sino más bien por seguir a personas, ideas, sentimientos”.

Copyright La Politica Online SA 2017.