El pago de bienes y servicios con débito automático cayó un 3 por ciento mensual en abril y el uso de las tarjetas de crédito para abonar en cuotas se redujo un 4,6 por ciento en el mismo período. La caída de ambos sistemas electrónicos de pago se dio en un escenario en el que el consumo no logra recuperarse a la crisis que ya lleva más de un año, en un marco de alta inflación y cuando las paritarias 2017 aún no entraron en plena vigencia. Con una inflación cercana aún al 30% anual, el uso de las tarjetas de débito mostró una desaceleración del 15% al 13% respecto a abril del año pasado mientras que los plásticos de créditos pasaron del 10% al 7%.

Así lo indican datos de la empresa Visa que son entregados de forma confidencial a los bancos y fueron publicados por el diario Ámbito Financiero. El uso de la tarjeta que hacen los argentinos cayó 4% en cantidad de transacciones respecto de marzo; y se redujo del 14% al 10% el crecimiento que venían alcanzando en comparación con igual época del año pasado.

Fuente: Noticias Argentinas