En un clima de tensión y desconfianza, Máximo Kirchner convocó para esta tarde a una “mesa chica” de intendentes para realinear la tropa y definir si se extiende la invitación -que hasta ahora sólo recibieron unos pocos- a la cumbre de este martes con Cristina Kirchner, una exigencia que los jefes comunales plantean desde hace tiempo.

La cita de hoy es a las 17 en la sede del PJ de la calle Matheu, un día antes de la reunión convocada en el Instituto Patria por la ex Presidenta a la que sólo fueron invitados los intendentes más kirchneristas como Jorge Ferraresi y Mario Secco, quienes como contó LPO vieron a Cristina en privado la semana pasada. Irían además Patricio Mussi (Berazategui), Francisco “Paco” Durañona (Areco) y Juan Ustarroz (Mercedes).

En busca de volver a ordenar el espacio, Máximo convocó a la reunión de hoy a la que también irían “Wado” de Pedro y Fernando Espinoza, los dos dirigentes que fracasaron en su intento de arriar a los intendentes al último acto de Máximo, donde se dio la escena del desplante que terminó cristalizando un principio de ruptura en la “unidad” del PJ.

En cuanto a los intendentes, habría dos figuras clave: Gustavo Menéndez asistiría como representante del Grupo Fénix, mientras Martín Insaurralde iba a ser la figura del Esmeralda que negociara los términos con Máximo. Sin embargo, el fallecimiento del padre de Insaurralde esta mañana terminó por poner en duda que finalmente se lleve a cabo la reunión, ya que por estas horas en el kirchnerismo evaluaban si se suspende definitivamente o si se posterga.

“En la reunión con Máximo se va a ordenar todo y después ya habrá una lista concreta de los invitados de mañana”, dijo un intendente a LPO, que además admitió que el grueso de los Fénix y Esmeralda al menos “por ahora” no estaban invitados a la cumbre con Cristina.

En este marco, los intendentes esperaban canalizar este lunes sus reclamos a Máximo y La Cámpora, a través de sus enviados a negociar. Hablaban, además, de su enojo con Wado y Espinoza por lo acontecido en el acto en la sede de Caras y Caretas.

Durante el fin de semana -supo LPO- Máximo tuvo diálogo con algunos intendentes y se organizó este nuevo encuentro. Además, el sábado se frustró una cumbre en Escobar que los jefes comunales buscaban como demostración de fuerza hacia La Cámpora, en el marco de la pelea por el armado de las listas.

En paralelo y como una forma de calmar las aguas, varios intendentes comenzaron en los últimos días un operativo clamor por la candidatura de Cristina. Uno de ellos fue Secco, quien dio por hecho que la ex Presidenta jugará en las elecciones, mientras el camporista Walter Festa aseguró que es “la única que tiene verdadera legitimidad” para encarar la candidatura.

Copyright La Politica Online SA 2017.