El 29 de septiembre Mario Quintana presentó junto a Elisa Carrió y Mario Negri un proyecto de ley sobre defensa de la competencia para un mayor control de precios, surgido como un resumen del que ambos habían presentado.

Pero el texto definitivo nunca se conoció y cada vez que se reunía la Comisión de Defensa de Usuarios y Consumidor, el macrista José Torello se desentendía del asunto.

No se trata de un diputado cualquiera, sino del hermano de Pablo Torello, jefe de asesores de la presidencia de la Nación, al tanto de la agenda de prioridades de Macri.

Carrió, que en su proyecto exigió cárcel para los remarcadores de precios, olvidó por siempre la cuestión. Su histórico ladero Fernando Sánchez conversó con miembros de otros bloques pero nunca muy interesado en ir a fondo. Quintana era el menos apurado y su visita había marcado el fin de la discusión.

Negri pataleó durante meses y de pronto parece tener su oportunidad: mañana un plenario de la Comisión de Defensa de la Competencia y la de Asuntos Penales reactivará el tema, por pedido expreso de Marcos Peña.

El jueves en “Animales Sueltos” y este mediodía en la conferencia por la renuncia de la canciller Susana Malcorra, el jefe de Gabinete acusó al Congreso de cajonear la ley de defensa de la competencia.

En el Congreso pronto tuvieron claro que su repentino interés intenta desautorizar la campaña “Bajemos los precios” de Sergio Massa, que ya recolectó 890 firmas en Capital y Provincia para tratarse en el Congreso.

Propone una ley de góndolas para controlar los precios de los supermercados y la baja del 11% de IVA a los alimentos.

El debate ya se metió en la campaña: en su entrevista a C5N Cristina Kirchner coincidió con el Gobierno en que la propuesta no tiene sentido, porque los empresarios aprovechan la baja de impuestos para aumentar su ganancia pero nunca bajan los precios.

“Ya pasó en 2002 y tuvieron que volver el IVA al 21%”, recordó. Tal vez porque la escuchó por televisión, la diputada del FpV Liliana Mazure no llamó mañana a la Comisión de Comercio, donde también fueron girados los proyectos de Carrió y Negri. No faltarán reproches.

La letra oficial

El proyecto de Negri y Carrió, que recién esta tarde tenía su primer borrador, propone combatir la cartelización de precios a través de varios organismos nuevos.

Pide crear una autoridad nacional de la competencia y a su cargo un Tribunal de Defensa de la Competencia, la Secretaría de Instrucción de Conductas y la Secretaría de Concentraciones Económicas. Y también piden crear una subsecretaría de fomento de la competencia.

Con esa estructura buscarán combatir los casos de “posición dominante”, que define como “una o más personas concentrando oferta; y la concentración económica, comprendida como “la toma de control de una o varias empresas”.

Las sanciones serán multas, “disolución lo liquidación” de empresas, o suspensión por 5 años en el Registro Nacional de Proveedores del Estado.

Lilita no sólo aceptó eliminar la prisión entre los castigos, sino que a pedido de Quintana y ahora de Peña permite crear un beneficio del arrepentido para los remarcadores, denominado “sistema de clemencia” que permitirá reducir las sanciones.

Mañana la defenderán Esteban Manuel Greco, Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y su antecesor Diego Petraco. El Frente Renovador logró esta mañana confirmar a Víctor Fera, dueño de Maxiconsumo, uno de los que Carrió quería ver preso.

Copyright La Politica Online SA 2017.