El presidente del Comité de la UCR, José del Corral, irá el martes a Diputados para reunirse con los radicales que, como relató LPO, ayer no fueron a la reunión de bloque Cambiemos, molesto por la falta de lugares en las listas legislativas.

Corral no sólo irá como autoridad del partido, sino también para aclarar el veto de la Casa Rosada al diputado Mario Barletta en Santa Fe, donde ambos fueron intendentes de la capital.

Y habría sido el propio Corral quien lo reemplazó por Albor Cantard, secretario de políticas universitarias y posible candidato a diputado de Cambiemos. Para acorralarlo, los diputados evaluaban llamar a los senadores y coordinar un descargo colectivo. “Tenemos que plantear una posición de bloque clara”, insistían.

La baja de Barletta fue uno de los golpes que acusaron los radicales para ausentarse de la reunión de bloque. Tuvieron otro gesto para expresar su molestia: se negaron a hacerle preguntas a Marcos Peña, un ritual que el jefe de Gabinete pide cuando brinda sus informes de gestión.

Tampoco permanecieron en sus bancas para aplaudir, otro de los encargos de la Casa Rosada. Barletta recibió el respaldo de la mayoría de los diputados macristas y hasta se cruzó en un falso saludo con Peña.

Pero no es el único molesto. Diego Mestre no acepta no encabezar la lista de Córdoba, donde Mauricio Macri quiere a Héctor Baldassi.

Anoche pidió que se evalúa la chance de romper la alianza Cambiemos e ir por afuera, posición que en el bloque agita Carla Carrizo, ladera de Martín Lousteau. Es el límite que pide no pasar Peña, pero sigue sin dejar conforme a ningún radical.

Copyright La Politica Online SA 2017.