La inflación de mayo trepó al 1,8% y acumuló un 25,2% en los últimos doce meses, de acuerdo con el índice que elaboran consultoras privadas y difunden diputados de la oposición, que fue difundido esta mañana.

A pocas horas de que el INDEC haga pública la medición oficial, el denominado “IPC Congreso” arrojó que entre enero y mayo de este año, la suba de precios fue de 10,3%.

Diputados del Frente Renovador, del GEN, de Libres del Sur y del Partido Socialista, detallaron este jueves que durante el mes pasado la suba más fuerte se registró en alimentos -que alcanzó un 2%- acelerándose de esta manera frente a abril.

Los productos que más se encarecieron son fiambres, frutas, verduras, lácteos y huevos.

Los legisladores alertaron que no habrá “buenas noticias en cuanto a la dinámica de la Canasta Básica Alimentaria, que en marzo-abril creció 5,2%”.

También, indicaron -en un comunicado- que “en alimentos, la inflación en los últimos 18 meses alcanzó 54% (2,4% promedio mensual), más de 15 puntos por encima de los 18 meses previos”.

Las subas de mayo también impactaron en vivienda y servicios básicos (como el servicio de agua y cloacas) y mantenimiento y equipamiento del hogar.

Los diputados vaticinaron, además, que “en el primer semestre la inflación acumularía cerca de 12%, ubicándose casi 4 puntos por encima de lo que indicaría el techo puesto por el Banco Central”.

“En los últimos seis meses, la inflación promedió 1,9% mensual (prácticamente idéntico al promedio de inflación durante 2008- 2015), lo que en términos anualizados representa una suba de 25% anual, muy por encima del techo planteado en el régimen de meras de inflación (17%)”, puntualizaron.

Y señalaron que “en los últimos 18 meses, la inflación alcanzó 60,6% (2,7% promedio mensual), casi 17 puntos por encima de los 18 meses previos (44%), obedeciendo parte de esta diferencia a las fuertes subas de tarifas aplicadas en 2016- 2017”.

Asimimismo, advirtieron que “el actual nivel de inflación es preocupante de por sí, y también preocupa que hacia adelante, sin ajustes tarifarios ni cambiarios de magnitud a la vista en el corto plazo, sean los alimentos el principal driver de las subas de precios”.

Por último, resaltaron que “atacar la inflación es absolutamente central, ya que es el principal problema de la economía argentina. Pero hacerlo de manera integral, y no con compartimentos estancos, es crucial para hacerlo al menor costo social posible”.

Copyright La Politica Online SA 2017.