El cierre de listas dejó heridos en el Gobierno luego de que algunos dirigentes pusieran menos nombres de los que esperaban y otros, de importante jerarquía como Gabriela Michetti, alcanzaron lugares muy lejos del primero dentro de la nómina.

En una elección donde el oficialismo tuvo que negociar como nunca antes en una elección porteña, ante la alianza que firmó con Elisa Carrió, Ocaña y un sector de la UCR, dirigentes históricos perdieron espacio.

Patricia Bullrich fue una de las más perjudicadas con el cierre. La ministra de Seguridad cuenta, actualmente, con un total de 3 legisladores que son Juan Pablo Arenaza, Carolina Estebarena y Emilio Raposo Varela.

Ahora, la lider de Unión por la Libertad solo tendrá un lugar que podrá ingresar a la Legislatura en esta elección, Maria Luisa González Estevarena. Muy atrás quedó Raposo Varela, quien necesita renovar la banca.

Además, Yamil Santoro también era uno de los nombres que sonaba dentro de la lista de legisladores que había pedido Patricia Bullrich. Incluso, el joven dirigente del partido de la ministra se autopromocionó en Twitter. Sin embargo, no entró dentro de los 30 primeros de la lista.

El cierre de Patricia también fue malo en la lista de diputados nacionales de la Capital, donde venía teniendo fuerte incidencia en las últimas elecciones a tal punto que encabezó la boleta en 2015. Ahora le dejaron el puesto 10 para el actual diputado Luis Patiño, que no renovará su banca al menos que el PRO alcance los 60 puntos. En la provincia, en tanto, sólo logró colocar a Clara Ardura en el imposible puesto 23.

Otro de los heridos fue Gerardo Millman, que dejó el GEN de Margarita Stolbizer en una apuesta fuerte y lo mandaron al puesto 27.

Heridos en la Legislatura

Hasta mediados de la semana pasada, todo indicaba que la lista sería encabezada por Victoria Roldán Méndez, joven legisladora del riñón de Marcos Peña y Francisco Quintana. Sin embargo, la sorpresiva candidatura de la conocida periodista Débora Pérez Volpin, obligó al oficialismo a implementar un plan B.

El segundo lugar de la lista quedó para Agustín Forchieri, hombre de máxima confianza de Diego Santilli. Si bien, ocupa una posición privilegiada, lo cierto es que el vicejefe de Gobierno porteño había pedido un lugar más en la lista.

En los primeros once lugares, se ubicaron dos nombres de Carrió, dos de Ocaña y uno de la UCR, en una movida para contener aunque sea una porción del radicalismo que no votará a Martín Lousteau.

En tanto, por sus años dentro del PRO y por su cargo de vicepresidenta de la Nación, se esperaba que Gabriela Michetti ponga un nombre dentro de los primeros lugares de la lista de Vamos Juntos.

No obstante, Guillermo Martín Heredia quedó relegado al lugar número 13. Para que el hombre de Michetti tenga su banca en la Legislatura porteña, el oficialismo debe igualar o superar el resultado de su mejor elección, que fue en 2013 cuando sacó un 33%.

Desde el entorno de la vicepresidenta, niegan mal por el cierre de listas y aseguran que “está perfecto, esperaba alguien dentro de los primeros 15”.

Otra herida que dejó el cierre es Margarita Barrientos, quien había logrado meter a su abogado Octavio Calderón en 2016 luego de la renuncia de Héctor Huici, que migró a una secretaria del Ministerio de Comunicación de Oscar Aguad.

En esta oportunidad, la dirigente social preferida de Mauricio Macri, consiguió un lugar para Calderón en el lugar número 18, con pocas posibilidades de entrar en próximo 10 de diciembre.

Asimismo, se esperaba que el Momo Venegas tenga un lugar para alguien de su entorno en la lista de Legisladores. De hecho, quien sonaba para ocupar esa banca es Claudia Calciano, actualmente legisladora que tiene que renovar. Sin embargo, el dirigente gremial no tendrá ningún lugar que lo represente en la Legislatura porteña.

Por otro lado, la gran incógnita era saber si el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo y el operador judicial, Daniel Angelici tendrían un lugar en la nómina liderada por Elisa Carrió, quien en más de una oportunidad apuntó contra ellos.

Finalmente, ambos pudieron meter a personas de su confianza dentro de los lugares con posibilidades de obtener una banca. En el caso de Ritondo, puso a Paola Michielotto, presidenta del Ente de la Ciudad, en el puesto número 6 y a Cristina García, que ya es legisladora porteña, quedó en el número 14.

Angelici, por su parte, consiguió séptimo lugar en la lista para Ariel Alvarez Palma, que actualmente ocupa el cargo de jefe de gabinete del Ministerio de Justicia y Seguridad a cargo de Martín Ocampo, también cercano al presidente de Boca.

La sorpresa es que ninguno de los nombres de la lista responde directamente al presidente Mauricio Macri.



Copyright La Politica Online SA 2017.