Este miércoles por la mañana diputados de Cambiemos, el Frente Renovador y el Bloque Justicialista seguirán negociando la letra fina del proyecto de ley de responsabilidad penal empresaria, que a las 10.30 debería votarse en particular en el recinto.

El miércoles pasado fue aprobado en general por Cambiemos y el Frente Renovador, pero cuando debían votarse los artículos el massismo se alió al resto de la oposición y empezó a reescribirlos de a uno. Elisa Carrió debió pedir un cuarto intermedio para seguir votando 7 días más tarde.

Pero el clima electoral no hace nada fácil: este martes, temprano, los diputados de Cambiemos se quedaron esperando a los massistas para empezar a puntear un texto común.

Sólo fueron Pablo Kosiner y Javier David, del Bloque Justicialista, con un borrador que retocaba casi todo el proyecto.

Como adelantó LPO, Cambiemos está dispuesto a sacrificar el artículo 37 del dictamen, que crea una instancia civil para que empresarios confesaron ilícitos anteriores a la ley ante el procurador del Tesoro de la Nación, el ex abogado de Mauricio Macri Bernardo Saravia Frías.

La oposición lo consideraba la llave para el acuerdo entre Mauricio Macri y los empresarios de Odebrecht, la constructora brasileña que dice haber pagado coimas por 35 millones de dólares en el país.

Saldada esa discusión, el debate se centró en los alcances del colaborador eficaz, como se denominará a los empresarios que confiesen delitos a cambio de reducir la pena.

“Existe en todo el mundo. Sin colaborador eficaz, no hay responsabilidad penal de empresas”, fue terminante la radical Gabriela Burgos en el debate.

Pero no hay acuerdo hasta dónde llevar la figura. Al massismo no le convence que un empresario delator pueda lograr la extensión de su pena.

Y al Bloque justicialista no le cierra un párrafo del artículo 20 donde vuelve a aparecer Saravia Frías. Es el que señala que “el saneamiento de los actos viciados por los hechos reconocidos y la extinción de acciones sancionatorias y administrativas previa intervención vinculante de la Procuración del Tesoro de la Nación o autoridad equivalente en otros poderes o en las jurisdicciones locales, que deberá pronunciarse en relación al interés público comprometido”.

En Cambiemos no cedían con estos reclamos. “Tienen que entender que las penas se pueden extinguir sólo si se cumple lo establecido en el acuerdo de colaboración eficaz. Pero no extinguís sin aplicar sanción. De lo contrario sólo será suspendido. Esto es algo normal y hasta hay disposiciones en el Código Penal que lo establecen”, dijeron a LPO desde ese bloque oficialista.

La sesión puede retomarse en minoría pero no por mucho tiempo, porque para votar debe haber 129 diputados sentados.

Para sondearlos, Emilio Monzó recibió en su despacho a referentes del Frente para la Victoria, entre ellos Eduardo “Wado” De Pedro.

El miércoles tuvieron una actitud oscilante: intentaron impedir el quórum pero luego se quedaron a votar y terminaron dándole protagonismo al massismo.

Si no aparecen, el resto del recinto los acusará de querer proteger a empresarios corruptos y ex funcionarios como el diputado Julio De Vido, a quien hoy le pidieron su detención.

Copyright La Politica Online SA 2017.