Federico Pinedo le sumo leña al fuego del Senado, donde ayer se levantó la sesión por una ausencia ocasional del peronismo, luego que ese bloque frustrara un proyecto para extender a beneficiarios de planes sociales el financiamiento de la tarjeta Argenta.

“Lamentamos mucho que se haga campaña política con los más pobres. El Frente para la Victoria (FpV) está dispuesto a perjudicar a los más necesitados con tal de evitarle un éxito del Gobierno”, dijo Pinedo.

La mención del “FpV” no es casual, porque el bloque conducido por Miguel Pichetto se denomina PJ-FpV y la última sigla, se sabe, remite al kirchnerismo.

Como relató LPO, Pichetto sufrió una rebelión en plena sesión que impidió aprobar el proyecto para extender Argenta. Le pidieron frenarla la camporista María de los Ángeles Sacnun, el formoseño José Mayans y el tucumano José Alperovich.

Se supone que los dos últimos son leales a sus gobernadores y nada tienen que ver con Cristina Kirchner, pero se rebelaron y lo obligaron a dar marcha atrás con la ley Argentina.

Pese a las rabietas de Pichetto, ayer por la noche juraban que nunca supieron de ese proyecto en la reunión de bloque del martes y no estaban dispuestos a aprobarlos a ciegas.

La sesión terminó con un escándalo porque el radical Juan Carlos Marino aprovechó un momento que presidía la sesión cuando se discutía un DNU de Macri y la levantó por falta de quórum.

Los senadores peronistas amenazan con pedir su renuncia como vice primero, pero no sería la postura del jefe de bloque, discutido pero aún sin sucesor a la vista.

“Se siente la presencia de Cristina. Ahora los senadores de gobernadores parecen que bajaron de Sierra Maestra”, bromeó ante LPO uno de los senadores que nunca dejó de responder a la ex presidenta.

Pinedo sólo habló de Argenta. “Este proyecto beneficia entre 3,5 y 5 millones de personas de los sectores más postergados de la sociedad, que podrían acceder a créditos de hasta $60.000 para los pensionados y $5.000 por hijo a las madres con AUH, a una tasa de interés que es la mitad de las que otorgan los bancos”, describió.

Hasta ahora el préstamo se otorga únicamente a jubilados y pensionados del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa).

El proyecto de Cambiemos tiene como objetivo que el programa Argenta amplíe el alcance de sus préstamos a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), de Pensiones no Contributivas (PNC, otorgadas por el Ministerio de Desarrollo Social y abonadas por el organismo previsional) y de Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM).

Para los peronistas que no vieron el proyecto, porque llegó hace 10 días y tuvo un debate fugaz en comisión antes de sesionar, los créditos personales son peligrosos porque pueden terminar embargándose el sueldo con los intereses.

Pinedo dice lo contario. “El objetivo central es otorgarles un beneficio y liberarlos de estos usureros que llegan a cobrar tasas de hasta el 150% a aquellos que no acceden al sistema bancario. La tasa de interés estipulada en el proyecto es del 22% e irán bajando con la inflación, y las cuotas no podrán superar el 30% de los ingresos”. Y anunció que pedirán tratarlo en la próxima sesión. Que nadie sabe cuándo y cómo será.

Copyright La Politica Online SA 2017.