El bloque justicialista de la Cámara de Diputados no decidió aún si se sumará al pedido de expulsión de Julio De Vido, que el miércoles empezará a tratar la Comisión de Asuntos Constitucionales, según anunció el jefe del macrismo Nicolás Massot.

Esa bancada la preside el sindicalista Oscar Romero, tiene a Diego Bossio entre sus referentes pero se hacen sentir gobernadores que alojan ahí sus diputados, como Sergio Casas (La Rioja), Juan Urtubey (Salta) o Lucía Corpacci (Catamarca).

Otros como Juan Manzur (Tucumán) o Sergio Uñac (San Juan) mantienen a sus emisarios en el FpV-PJ, pero si hace falta los obligan a votar distinto a sus compañeros.

Como anticipó LPO, a los gobernadores peronistas les hacer ruido permitir que otro ex funcionario de su partido vaya preso por corrupción, como ya ocurrió con (el ex secretario de Obras Públicas) José López y (el ex secretario de Transporte) Ricardo Jaime. Pero De Vido, además mantuvo un vínculo estrecho con ellos y no lo olvidan.

Sin embargo, ni bien el fiscal Carlos Stornelli pidió la detención de Julio De Vido, el bloque justicialista anticipó que la avalaría un desafuero para que se someta a la justicia.

Pero hasta ahí llegaron: el miércoles no fueron a la sesión convocada por Sergio Massa para quitarle los fueros a todos los diputados y no se pronunciaron sobre el pedido de expulsión del PRO. Tampoco a la posible suspensión, planteada en un proyecto del aliado massista Julio Raffo.

“Todavía no citaron a Comisión. No sabemos qué expedientes van a poner en tratamiento. Una vez que la citen vamos a reunir al bloque y definir la posición. Queremos ver bien los antecedentes y fundamentos”, anticipó a LPO el salteño Pablo Kosiner, uno de los referentes del Bloque Justicialista en la Comisión de Asuntos Constitucionales.

El presidente es Pablo Tonelli y, efectivamente, aun no es oficial la convocatoria para el miércoles que anticipó Massot, en plena época de receso invernal.

La diputada de Coalición Cívica Alicia Terada la dio por hecha la convocatoria y anticipó un dictamen favorable con respaldo de los 14 oficialistas y 11 de otros bloques. El kirchnerismo tiene sólo 9.

“De Vido tiene 130 causas, 26 imputaciones y 4 procesamientos. Es un emblema de la corrupción kirchnerista. Si se lo excluye no tendría más la calidad de Diputado Nacional y tampoco tendría los fueros”, se esperanzó.

Pero el pedido de antecedentes de Kosiner podría marcar una fractura entre los peronistas no K que la diputada lilita cree unidos., Es que el caso de expulsión más recordado es el del ex diputado catamarqueño Ángel Luque y fue por sus declaraciones sobre la muerte de María Soledad Morales.

Echar a un legislador por denuncias de corrupción es tal vez para muchos peronistas abrir una puerta peligrosa hacia caso similares de ex funcionarios públicos, nacionales o provinciales.

La definición del bloque justicialista es letal en los números: De Vido necesita 85 diputados para impedir los dos tercios requeridos para destituirlo. El bloque FpV-PJ tiene 70 más 3 aliados y el conducido por Oscar Romero otros 17, que pueden ayudarlo mucho.

Copyright La Politica Online SA 2017.