Recién este lunes, la Cámara de Diputados envió al Senado el proyecto de ley de responsabilidad penal empresaria, con los cambios de último momento que eliminaron el artículo para hacer declarar a los ejecutivos de Odebrecht ante el procurador del Tesoro.

Como el proyecto se reescribió en el recinto, a los gritos tras varios cuartos intermedios, los empleados de la dirección legislativa necesitaron varios días para tener una versión fidedigna.

La tenían el pasado lunes, pero como Emilio Monzó no estaba en la Cámara se negaron a girarlo a la Cámara vecina.

Una resolución de Eduardo Camaño, aún vigente, impide mover cualquier documento sin aval del presidente de Cámara.

Como ya anticipaban los diputados de Cambiemos, los dos artículos incorporados al final por la massista Graciela Camaño se contradecían entre sí y obligan a una corrección del Senado.

La idea era ampliar el plazo de prisión para casos de corrupción para que no sean excarcelables y declarar la imprescriptibilidad de los delitos por corrupción.

Pero ambos artículos modifican el artículo 258 bis del Código Penal, que por lo tanto no está claro cómo queda.

Los jefes de los bloques del Senado, Ángel Rozas (UCR) y Miguel Pichetto (PJ-FpV), no quisieron tratar el proyecto pese a la visita de Germán Garavano. “Esto no es serio”, lo cruzó el chaqueño. Ahora tiene el proyecto esperando.

Copyright La Politica Online SA 2017.