Un sector de la UCR bonaerense cuyas listas fueron impugnadas por María Eugenia Vidal advirtió que si la junta electoral partidaria no habilita esas papeletas para competir en las primarias de agosto no acompañarán a Cambiemos.

Se trata de sectores del radicalismo que el 24 de junio presentó listas dentro de la alianza Cambiemos. Hay casos en Esteban Echeverría, La Plata, Bragado, Avellaneda, General Villegas, General Pinto, Azul, La Matanza, Ranchos y Lomas de Zamora. La mayoría de las listas están vinculadas a referentes de Ricardo Alfonsín, pero otras son del armado de Daniel Salvador. Todos -en bloque- presentaron dos medidas cautelares en la Justicia Electoral.

“En el Conurbano nos dejan ir, pero con boleta corta. Nosotros cumplimos con todos los requisitos para ir con la lista sabana, con los diputados y senadores de Cambiemos”, explicaron hoy en una conferencia de prensa en La Plata.

Ninguno de ellos quiere saber nada con ir en una papeleta que no conlleve a los candidatos seccionales y nacionales por competir sin la anuencia oficial. “En el Conurbano, la boleta corta te mata”, confiesan.

Aunque evitan a apuntar directamente contra la Gobernadora, no dudan en cuestionar al PRO. “Esta es la forma de hacer política del PRO dentro de Cambiemos”, lanzaron. Pero además amenazan con no militar la campaña si no logran competir en las primarias. “Qué compromiso podemos tener nosotros con un espacio que nos está excluyendo”, señalaron.

Pero además, hablan de la peronización de la estructura bonaerense de Cambiemos. Según argumentan, gran parte de las listas radicales impugnadas pertenecen a la Tercera sección electoral. Por eso, denuncian que el oficialismo optó por “ir con candidatos peronistas como Mercuri en Lomas de Zamora”.

En ese marco, los representantes de esas listas bonaerenses elevaron dos medidas cautelares al máximo tribunal bonaerense, pidiendo que se las habilite transitoriamente a competir, hasta tanto la Justicia Electoral resuelve su suerte. No obstante entienden que, como esa decisión se demora, corren el riesgo de quedar afuera de la contienda.

“Queremos creer que este ensañamiento con las listas radicales está en desconocimiento de la Gobernadora”, dijo Roberto Leonis, representante legal del radicalismo y concejal por la UCR en Esteban Echeverría.

Si bien afirmaron que la imposibilidad de participar se da en “una veintena de localidades”, los casos judicializados son los de Moreno, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Ezeiza, Villarino, La Matanza, Quilmes, Bragado y Azul. A todos la Junta Electoral los había habilitado a competir en una primera instancia, pero la junta partidaria apeló la medida y ese mismo organismo le dio la razón.

En otros casos, la junta partidaria permitió la participación de díscolos, pero no les habilitó la adhesión al resto de las categorías. La jugada, que se da en distritos como Ensenada, Presidente Perón, Malvinas Argentinas y General Alvarado, impide a los candidatos beneficiarse del “arrastre” que supone compartir la papeleta con los postulantes nacionales.

Copyright La Politica Online SA 2017.