La Cámara Nacional Electoral hizo lugar a la impugnación de la candidatura Carlos Menem y el ex presidente no podrá competir en las elecciones del próximo domingo

El tribunal hizo lugar a un pedido del macrismo y consideró que el ex presidente no puede competir por haber sido condenado a 7 años de prisión y 14 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos por la Cámara Federal de Casación Penal lo condenó, que lo encontró culpable de contrabando de armas a Croacia y Ecuador.

Los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via coincidieron con el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello, sobre que la candidatura de Menem sólo podría ser impugnada ante una condena firme, situación que recién llegará cuando la Corte Suprema se expida sobre las apelaciones.

Y aplicaron el antecedente del caso de José Antonio Romero Feris de 2003, sobre el cual pesaban sentencias condenatorias en primera instancia por delitos de corrupción y no pudo ser candidato a senador.

Si bien la segunda precandidata a senadora nacional por el PJ riojano es Florencia López, ante la negativa por parte de la Cámara Nacional Electoral para que Menem se postule, ese lugar es asumido por el suplente, El ministro de Hacienda, Ricardo Guerra.

El ex presidente era la carta ganadora del Partido Justicialista y cuenta con el respaldo del gobernador Sergio Casas y su antecesor y diputado Luis Beder Herrera, quienes la semana pasada emitieron un comunicado para exigir que dejen competir a Menem, que buscaba su tercera reelección en el Senado, donde ocupa una banca desde 2005.

“Estaríamos ante un hecho que configuraría una gravedad institucional que lesionaría enormemente al PJ de la Rioja, el cual se vería privado de su principal candidato faltando escaso tiempo para la elección”, advirtieron en un comunicado que también firmó el jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Pichetto.

Si el ex presidente en carrera, crecen las chances de un triunfo de Cambiemos, liderado por el ex ministro de Defensa Julio Martínez, que en 2015 quedó cerca de convertirse en el primer gobernador no peronista.

Para volver vencerlo, Casas y Beder Herrera apelaron a Menem, por lejos la figura más querida de la provincia. Pero no podrá participar.