El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, admitió el amplio triunfo de Cambiemos en esa provincia, donde el oficialismo nacional obtendría 5 de las 9 bancas en juego y lograría un triunfo por más de diez puntos.

Una hora y media después del cierre de los comicios, Schiaretti salió a hablar y aunque no reconoció directamente la derrota, dio números que confirman la tendencia que se conoció a las 18 horas, adelantada por LPO: Cambiemos dio el batacazo y ganó ampliamente una elección que se presumía cerrada.

Schiaretti dijo que Unión por Córdoba conserva las tres bancas que ponía en juego, mientras que “Cambiemos podría ganar cinco”, una más de las que arriesgaba, “y el kirchnerismo pierde una” de las dos que renovaba.

“Conservamos las tres bancas y esto nos hace ser optimistas. Lo que hubo ahora fue una gran encuesta (…) Somos optimistas en relación a la campaña que se viene. Hay que tener en cuenta que no se elige presidente ni gobernador”, dijo Schiaretti, acompañado de su esposa Alejandra Vigo que era candidata a diputada en segundo lugar y el vicegobernador Martín Llaryora, cabeza de la lista.

“Evidentemente la polarización que planteó el gobierno nacional entre Macri y Cristina, por los resultados preliminares, le ha dado resultado”, dijo antes de celebrar que el kirchnerismo perdió una banca, un motivo de celebración bastante modesto teniendo en cuenta los últimos resultados que esa fuerza obtuvo en Córdoba.

Así las cosas -siempre contemplando los números que dio Schiaretti- y de mantenerse los resultados en octubre, los diputados electos por Cambiemos serían Héctor Baldassi, María Soledad Carrizo, Gabriel Frizza, Brenda Austin y Diego Mestre. Sólo Frizza sería nuevo en la Cámara baja, el resto reelige.

En tanto, por Unión por Córdoba ingresarían Llaryora, Vigo y Paulo Cassinerio. El que lograría llegar al ingreso por el kirchnerismo sería Pablo Carro.

Copyright La Politica Online SA 2017.