Mauricio Macri cree que el país respaldó el rumbo de su Gobierno en las primarias del domingo y ahora planea ir contra los jueces “corruptos”.

En el tramo final de la campaña, Macri se apoyó mucho en la meditación y de hecho lo hizo el sábado previo a votar.

Pero luego de los comicios, en los que Cambiemos se erigió como primera fuerza en el país y Cristina Kirchner no pudo festejar en Arsenal, el presidente le dijo a su equipo en un tono que rozó la euforia que la gente lo apoyó pese a que la economía no arranca.

Macri está convencido que ese fenómeno se da porque la gente le pide que luche contra la corrupción.

En ese sentido, el jefe de Estado quiere desplazar a los jueces que liga a las “mafias”, como ya denunció largamente respecto del fuero laboral. “Sólo a los más impresentables”, señalaron a LPO desde la Rosada.

De todos modos, en el Ejecutivo aclararon que “no haremos ninguna locura, tranquilidad y mismo rumbo”.

Aunque tan sólo tres días después de las elecciones, Macri consiguió un guiño de la Justicia en esa cruzada.

Como explicó LPO, el juez en lo contencioso Administrativo Enrique Lavié Pico ordenó desplazar del Consejo de la Magistratura al senador peronista Ruperto Godoy, fallo que le permite al Gobierno alcanzar los dos tercios para echar mañana al camarista Eduardo Freiler, una de las obsesiones de Macri.

Copyright La Politica Online SA 2017.